Síguenos en Facebook:


Publicado en marzo 9th, 2016 | by Gladys D.E

0

Si te vas a enamorar…


Si te vas a enamorar, por favor no sólo te enamores de mi apariencia; no sólo te enamores del café de mis ojos, ni de lo largo de mis pestañas, ni del tamaño de mis pechos, ni de lo bien que luzco maquillada. No sólo te enamores de la calidez de mis manos, ni de la suavidad de mi piel, ni del sabor de mis labios. No sólo te enamores de mi rostro, ni de mis curvas, ni de mi anatomía. También enamórate de mis malos pensamientos, de mis locuras, de mis fantasías e infinitos sueños. Enamórate de mis angustias, de mis errores, de mis temores, de mis sentimientos y emociones. Enamórate de mi frialdad a ratos, de mi esencia, de mis celos, de mis defectos, de mi karma y mi alma.

Si te vas a enamorar no sólo te enamores de mi carisma, ni de mis manías, ni de mis sonrisas. No sólo te enamores de mi buen trato, ni de mi paciencia, ni de mis lindas palabras. No sólo te enamores de mi voz de niña, ni de lo dulce que se escucha, ni de mi tranquilidad al callar, ni de mi manera de suspirar. También enamórate de mi mal genio, de mi gritos, de mis llantos, de mis disgustos, de mi orgullo, de mis groserías e insultos. Enamórate de mis rarezas, de mis bostezos, de mis ronquidos, de mi personalidad y forma de expresar. No sólo te enamores de la envoltura, enamórate también del contenido.

Si te vas a enamorar, por favor no sólo te enamores de lo que se enamorarían los demás, también enamórate de lo que no ven, porque aunque no lo parezca eso es lo que vale más…

Enamórate de mi imperfección, enamórate de todo lo que soy.



Compartir...
Share on Facebook455Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Publicado por



Deja un comentario

Subir ↑