Si dejas de preguntar, podríamos empezar a disfrutar

0

Deja de preguntar: ¿Por qué?
Vamos a dejar que el tiempo nos lo diga,
si el destino es estar juntos, que suceda
si son unos cuantos grados de separación
para llevarnos a una nueva aventura
ya lo sabremos,
pero…
Deja de preguntar por qué…
Mejor digamos: ¿Por qué no?
Hay que empezar a disfrutar,
la vida se nos va
y estamos dejando que las penas
nos devoren cuando el mundo nos dice:
aquí, allá, al oeste y al otro lado hay amor
en todas direcciones, en muchas formas
en infinidad de detalles.

No te comprometas a corresponder,
sólo acéptalo, a mí me basta una sonrisa
y que quieras quedarte un poquito más,
no charlemos de los planes
hagamos un viaje,
compremos un libro para leerlo juntos,
escribe un poema si tienes dudas,
pero a la hora del café
cuéntame una historia;
de la felicidad en tiempos de infancia
deja de preguntar ¿Por qué?

Porque si dejas de preguntar,
podríamos empezar a disfrutar.

Quetzal Noah.