Síguenos en Facebook:


Publicado en agosto 17th, 2015 | by Claudia Anahí

Recuerda que nuestra vida no depende de quien entre en ella o salga…

Las heridas sanan y las lágrimas se secan.

Nuestra vida no depende de los demás, sino de nosotras mismas pero es una lección que no siempre es fácil de comprender. Han varias cosas que han pasado últimamente que han hecho que vuelva a pensar en este tema y si hay alguna conclusión que he podido sacar es que la única persona de la que debes depender es de ti misma. En nuestra vida existen muchos encuentros y desencuentros, a veces alguien se interesa por nosotros y nosotros no por ellos y a veces es al revés.

Esa época en la que hacías tus planes de acuerdo a las opiniones ajenas debe quedar atrás, debes decirle adiós a seguir prediciendo el comportamiento de las personas, debes dejar de tener tantas expectativas y esperar que los demás hagan justo eso que necesitas. Creo que lo mejor, independiente de como suena, es siempre dar sin esperar nada cambio, porque al menos de esta manera, nunca habrán sorpresas y bueno, tampoco existirán decepciones. Al final, si somos honestos, los únicos culpables de nuestras decepciones somos nosotros mismos, con nuestras altas expectativas.

3141

El hecho de que otras personas no sean iguales a ti no las hace buenas o malas, simplemente  las hace diferentes. Esto es algo que me ha ayudado mucho y creo que todos deberíamos comprenderlo y respetarlo. Un mundo de respeto es un mundo de tolerancia, después de todo. Todo lo anterior no implica que te conviertas en un robot sin sentimientos o que elimines todo tipo de reacciones negativas. Va mucho más allá: tiene que ver con comprenderte, con aceptar tus pensamientos, con querer cambiar el mundo y hacerlo un mejor lugar.

3142

Pon tu vida en tus manos y no en las de alguien más, pero no por egoísmo o intolerancia, sino porque la persona que te acompañará toda la vida, desde ahora y hasta el final, serás tú misma. Nadie más que tú estará a tu lado para siempre. Es algo que aprendí y que hoy al fin puedo comprender: que es preferible que te sorprenda a que te decepcionen y que la opción es siempre nuestra.


Artículo por Andrea Anaya


Publicado por



Subir ↑
  • ¡Síguenos en Facebook!

  • Anuncio