Me preguntas qué es lo que veo en ti...

¿Qué me gusta de ti? – El Acorazado


Síguenos en Facebook:


Relaciones

Publicado en septiembre 24th, 2015 | by Edith Neri

¿Qué me gusta de ti?

Me preguntas qué es lo que veo en ti…

Si supieras el privilegio que fue encontrarme tan repentinamente en tu vida, la alegría que produce a mi alma tu compañía, la sonrisa con la que despierto por las mañanas y la esperanza que se ancla a todos mis insomnios. Entonces tu pregunta sería el humo del cigarrillo que fumas. Sería el suspiro consumido en tus labios, sólo entonces no habría pregunta. Que eres un simple mortal, has dicho. ¿Qué es lo que veo en ti? Es muy simple, veo quién realmente eres tú como un reflejo en un espejo. Así te veo yo a ti.

Veo tus ojos. Adoro tus ojos cafés. Que a la tenue luz del farol que alumbra la noche brillan limpios y serenos. Se vislumbran tristes. Como si la melancolía navegase entre ellos. Hace tanto no lloras has dicho, pero hace tanto tus ojos pagan el precio. Adoro tus ojos tristes y cafés.

Adoro tu sonrisa. Es una sonrisa sincera que deja atrás mis muecas fingidas. Derrumba murallas y derrite barreras. Es de esas sonrisas que se graban en la mente y rara vez son iguales o confundidas. Adoro tu sonrisa que me regala sinceridad.

Adoro tu voz. Tu voz a tono suave y claro. Melodiosa y armoniosa. Una voz igualmente serena y en un tono bajo a modo de murmullo en mi oído, eriza la piel y llena de éxtasis cada poro.

Adoro la forma en que me miras. Sin un ápice de temor o timidez aunque te sientas cohibido. Luces seguro de ti mismo e inteligente sin parecer presumido. Caminas derecho y a donde llegas nunca pasas desapercibido. Adoro verte entrar al lugar donde esté, porque esa presencia se impone donde sea. Inundas el lugar con tu simple presencia.

Adoro escucharte hablar. Tus palabras fluyen como el agua de mar en un vaivén de magia. Me gustan tus conversaciones y tus anécdotas e historias. Me gusta saber de ti a través de tus propias palabras.

Adoro cuando algo te ha molestado. Fijamente miras y no quitas la mirada de encima. Serio y firme. Hablas sereno y tranquilo, pero impones pues exiges que te mire a los ojos. Te inclinas hacia mí y acercas tu rostro buscando encontrar mi mirada. Eres bello.

Adoro tu inteligencia. Eres capaz de solucionar todo. Adoro tu cuerpo entero y tu respiración nerviosa cuando me abrazas. Adoro caminar a tu lado y escucharte hablar de mil y una cosas. Tu aroma y el color de tu cabello. Adoro esos labios y los besos que de ellos emanan. Adoro que vivas momentos conmigo. Que planeemos juntos mil anécdotas que aún no nacen.

Adoro conocerte, adoro que seas mi amigo y puedas comprender mi alma oscura y mis demonios internos. Adoro que a pesar de quién y cómo soy, quepa en tus brazos tan fuertes. Adoro que seas mi reflejo y que seamos comunes uno para el otro. Que seas tan paciente y esperes a que mi miedo pase para enseñarte mi mundo. Adoro tanto de ti que no veo una pregunta lógica…

¿Qué me gusta de ti?

Me gusta que eres TÚ. Eres tú completo sin fingir lo que no eres. Eres tú con todo un camino recorrido que te llevó a ser el que eres. Me gusta que puedo ser yo contigo y que a tu lado en definitiva soy una mejor persona. No importa mi lucha interna, al final del día, mis demonios duermen conmigo, pues tu pura belleza los ha dejado abatidos.

¿Qué me gusta de ti?

Lo que soy cuando estoy contigo, eres tú… Lo mejor de mí.

 



Publicado por



Subir ↑