Tus palabras:

No quiero saber n..." /> Promesas rotas… – El Acorazado


Síguenos en Facebook:


Historias

Publicado en noviembre 28th, 2016 | by capricornio

0

Promesas rotas…

Tus palabras:

No quiero saber nada de ti. No quiero regresar contigo. No quiero hablar contigo. Si regresamos no tendría intimidad contigo. No quiero saber jamás de ti o de tu familia. No soy tu familia ni tu mundo.

Tú las pronuncias mientras yo sólo te digo lo que eres para mí y en verdad no entiendo cómo puedes decir eso a la persona que dices amar.

No creo nunca poder dejar ir mis sentimientos y mucho menos el de amarte. Ya no te diré en ésta carta lo que eres para mí porque te lo dije 34 días seguidos y sólo te hacía enojar, y me duele mucho porque al final fui para ti una berrinchuda que tomaba el teléfono y empezaba a chingar, citando tus palabras. Lo que  dijiste que no era, que no pensabas como ellos, como nuestros “amigos”… al final lo hiciste.

Tú sabías sobre nuestros años de diferencia, que no podía ni tenía las mismas libertades que tú  y me dijiste que eso no te importaba, y hoy me reclamas y dices que no estoy lista, que no estoy lo suficientemente madura cuando hace un año decías lo contrario. No tienes idea de cuánto me duele  escuchar esas palabras de ti y darme cuenta de que escuchaste más a tus amigos que a tu corazón. Dejaste que ellos con sus ideas te consumieran  y dejaste de luchar por nosotros.

No me puedo explicar, no me entra en la cabeza cómo un amor verdadero se puede terminar así y menos con un mensaje, ya que ni siquiera pudiste hacerlo en persona. ¿Dónde quedó todo eso que me dijiste?, que yo era la mujer de tu vida, que conmigo te querías quedar, el pacto que hicimos y todas las promesas que hiciste, ¿dónde?…

shutterstock_442845865

Cuando un amor es verdadero se siente, no importa su edad o de dónde venga, sólo se siente y no puedo explicarme cómo un amor así, como el nuestro, se dejó vencer. ¿Cómo puedes dejar de luchar y renunciar a lo que más amas? Pero llega ese dolor cuando ese amor y esa lucha es de un solo lado.

Sé que soy muy aprensiva y eso causó todas las llamadas y mensajes de mi parte pero, ¿cómo pudiste terminarme por mensaje?, es algo que nunca podré entender y tal vez tú tampoco vayas a entender el por qué de mi comportamiento después de tu mensaje o nunca llegues a descifrar todo ese amor que sentí y siento por ti. Por eso tu rechazo duele demasiado.

Uno sólo tiene un amor en toda la vida, uno verdadero… y el mío eres tú, aunque pienses lo contrario y me digas que no y que nunca lo serás, que me falta mucho por vivir.

Te amo y es algo que nunca podré dejar de sentir.

 

Compartir...
Share on Facebook448Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Publicado por

Sanando el corazón a travez del arte y la escritura.



Deja un comentario

Subir ↑