Creo que, entre tanto destino y consejos desequilibrados de tanta ge..." /> Por ser una menos en la lista – El Acorazado

Síguenos en Facebook:


Calidad de vida

Publicado en marzo 22nd, 2016 | by Rocío Fernández

0

Por ser una menos en la lista

Creo que, entre tanto destino y consejos desequilibrados de tanta gente que dicen llamarse amigos, yo prefiero tomar mis propias decisiones, porque de mi padre aprendí que si tengo que equivocarme, más vale hacerlo por mí misma y no por alguien. Porque es muy fácil decir “arriesgate, vale la pena”, pero quien se la estampa contra una piscina vacía, eres tú. No las cuatro palabras de una niñita inmadura que sabe mucho menos que tú sobre el amor.

¿Y quién dice que va a salirte mal?, pensarás: “A lo mejor tiene razón y sólo falta que me arriesgue un poquito”. Querida, tú y yo sabemos que aunque te arriesgues, a ese chaval con sonrisa atrevida y ojos achinados color caramelo, le importas lo mismo que le puede importar un crío jugando en un parque. Vamos… Olvídate del chico guapo de clase que trae locas hasta tus amigas, que hacen como si no les importase si las mira o no.

¿Oyes eso? Es tu corazón, está pidiendo auxilio. Sabe que vas a sufrir y no sabe parar. Bombea y bombea al ritmo de tus pulsaciones. Esas mismas que tú aceleras cada vez que te mira, o se ríe con sus patéticos amigos. Esos mismos que se metieron contigo a principio de curso.

shutterstock_431150140

¿Vas a seguir con ello, o prefieres empezar a ponerte el pintalabios rojo que tienes guardado en el estuche de la mochila? Sí, ese mismo que odia tu madre y que una vez él mismo te dijo que te hacía peor los labios.

Creo que es hora de empezar a usar esa ropita en la esquina del armario, la que tiene el nombre de “por si a caso la uso” bien, este es el caso. No lo dudes más. Empieza por hoy mismo a ser quien de verdad quieres ser y no una más de la lista de un capullo roba esperanzas. Mereces mucho más que un par de miraditas de un niñito que envía el mismo mensaje a unas cuantas.

¿Y sabes lo mejor? Quizás, el chico que tú buscas está más cerca de lo que parece. O quizá quién sabe, si te sorprende un buen día y te guiña un ojo, no sé; pero tú has dejado de ser una más a ser la única.

Yo que tú, lo pensaría demasiado.



Publicado por



Deja un comentario

Subir ↑