¿Por qué no te pude querer? Me pregunto a mí misma, no, n..." />Perdón por no quererte… – El Acorazado

Síguenos en Facebook:


Publicado en febrero 22nd, 2016 | by Ady Mascorro

1

Perdón por no quererte…


¿Por qué no te pude querer? Me pregunto a mí misma, no, no me pregunto, me reprocho a mí misma mientras le doy otro trago a mi té, he pensado tanto en ti, que ya son incontables las veces; he tenido tantas ganas de llamarte, de decirte que sólo quiero platicar, pero no puedo hacerlo, no puedo hacerlo porque no quiero estar contigo, porque tal vez, como te lo dije una y cien veces, no estoy lista para ti, ni para nadie; porque tal vez, no puedo querer a nadie con esa pasión en este momento, porque, tal vez, tú sigas queriendo más, y yo no puedo dártelo.

Me reprocho y no te miento, incluso he llorado de rabia, de coraje a mí misma, sabiendo que tú podrías, o por lo menos, pudiste haberme hecho feliz, me reprocho haberte lastimado tratando de que el tiempo me hiciera quererte, me reprocho haberte dejado que te enamoraras, cuando yo no estaba lista, y aunque te lo repetí muchas veces, lo correcto hubiera sido alejarme; y me alejé, me alejé dos o tres veces en mi afán de no lastimarte, pero no podía.

Quería que tú me hicieras feliz, me gustaba sentir todo lo que sentías por mí, tus nervios al verme, que se dejaban ver en tus tartamudeos, en tu cara de seriedad cuando querías decir algo chistoso, en tu constante querer quedar bien conmigo, en cumplir mis antojos y mis caprichos, me aferré a todo lo que hacías por mí, a los lugares que me llevabas, a sacarme de la rutina, a llevarme a tus lugares favoritos, compartir tus películas preferidas conmigo, y hacer que me gustaran con los comentarios chistosos a las escenas que no entendía, a prepararme chocomilk, porque tú tomabas cerveza y sabías que no me gusta.

Tu afán de hacer que me gustara la cerveza, que en cada restaurante, pidieras mi bebida favorita y además, mi cerveza para que la probara, y me retabas para que me la terminara.
Me aferré a las divertidas y poco usuales salidas con tu familia, con tus amigos, tu familia, tan divertida, que incluso me encariñé con ellos, tus amigos, que me hacían sentir como si los conociera de años.

tumblr_inline_n20yc1YiDk1rhaf6v

Eras o eres, la persona perfecta, tal vez para mí, y si te tuviera enfrente no dudaría en decirte que te quiero, porque sí, te quiero, pero no puedo estar contigo, no ahora, no como tú quieres que esté.
No dudaría en abrazarte y agradecerte tantas cosas, no dudaría en burlarte porque seguramente estarías tartamudeando y tampoco dudaría en reírme de que estés tan nervioso que se te olvide que tu carro tiene radio.

A ti que no supe o no pude quererte, quiero decirte que no hay día que no piense en ti, que no hay día que no me pregunte qué hubiera sido si siguiéramos juntos, que no hay semana que no me pase por la mente la idea de buscarte y no hacerlo para no ser egoísta; a ti que escribes de historia y guerra, mientras yo escribía más actual y de amor; a ti que si te pedía que te desvelaras hablando conmigo, lo hacías; a ti que no me juzgaste cuando te platiqué mi situación; a ti que no te asustaste con la historia de mi vida, escribo para pedirte perdón…

Perdón tal vez por dejarte que me quisieras, perdón tal vez, por no poderte querer.




Publicado por



Deja un comentario

Subir ↑
  • ¡Síguenos en Facebook!

  • Anuncio