El tiempo supo ponernos en el mismos camino, a la hora exact..." />Para mi amiga, a la que le rompieron el corazón – El Acorazado

Síguenos en Facebook:


Calidad de vida

Publicado en enero 18th, 2016 | by Mayeli Tellez

0

Para mi amiga, a la que le rompieron el corazón


El tiempo supo ponernos en el mismos camino, a la hora exacta y en la oportunidad perfecta para forjar esta amistad que me ha marcado en todos los aspectos de la vida. Siempre has estado ahí, a pesar de todo, a pesar de lo que el mundo pensaba y cuando otras personas que se decían ser mis amigas, se marcharon sin mirar atrás.

Y seguiste ahí, cuando más necesitaba de ti. Tu hombro me reconfortaba, y admiraba siempre el cómo tenías una sonrisa que me aseguraba que todo estaría bien. Y aunque el tiempo nos apartó y dedicó a deberes distintos, nadie te quitará el título de la hermana que elegí, la persona que no quiero que jamás me falte.

Sin duda, las cosas antes eran un poco más fáciles; cuando apenas comenzábamos a entender de qué trataba el amor, cuando no era una preocupación el futuro y sí tan sólo el presente. Aquellos viernes de pijamadas y pláticas sobre lo que se nos ocurriera, las películas, la lluvia y los “cuentos de hadas” que comenzaban a forjarse. Siempre fascinante cada momento que compartiésemos, por más simple que pareciera, aunque sólo pasáramos un día completo en ropa de dormir. 


He logrado conocerte y aprender de ti, he visto la belleza que guardas y que ni siquiera tú conoces. Sé que aunque luzcas dura y antipática, tienes uno de los corazones más sensibles y hermosos que en este mundo ha habitado. Sé que a veces no te sientes guapa y crees que no eres lo suficientemente capaz de lograr ciertas cosas, pero si te vieses con los ojos que yo te veo, sabrías cuántas personas desearían ser como tú y que si creyeras más en ti, NADIE podría detenerte nunca. 

Conozco tus miedos y tu fascinación por los gatos. La ternura de mujer que irradias cuando amas a alguien. Y sé que aunque la vida intente tumbarte, encuentras la manera de salir adelante. Y es por ello, amiga mía, que no puedo dejar que dudes de ti por un tipo que no supo lo que quería. Estuviste conmigo cuando tenía el corazón bajo los pies, déjame estar contigo ahora que el tuyo se ha roto.

Tienes tanto por dar y eres tan preciosa, que me enoja el hecho de saber que alguien te está hiriendo. Y sé que creías que él era la persona ideal, de verdad, sé lo mucho que lo amabas y es por eso precisamente que no puedes recibir menos que eso a cambio.


Y no te diré que no vale la pena, porque para ti sí lo valía; lo que te puedo decir es que habrá alguien más que sabrá ver lo mucho que vales tú también, lo capaz, fuerte, y hermosa que eres. ¿Y él? él quizá rompa otros corazones, quizá siga por ahí creyendo que el mundo es suyo, pero jamás… ¡Jamás! encontrará a otra mujer como tú y cuando se dé cuenta de ello, espero que no piense en regresar, no si tú ya eres feliz con alguien que desde el principio supo el gran tipo de persona que eres.

Te amo y estoy aquí. Estoy aquí en caso de cualquier recaída, estoy aquí, ansiosa por cumplir los planes que hicimos juntas. Estoy aquí, para verte salir adelante, para ver como cumples cada una de tus metas. Y sobre todo, estoy aquí para asegurarme de que no te dejarás vencer.

Y al que te rompió el corazón, sólo puedo desearle lo mejor… Lo cual es imposible, pues te ha dejado ir.

Escrito por: Mayeli Tellez.




Publicado por

Cuando te sientes feliz, triste, confundido, enamorado o con el ánimo por los suelos, el hecho de saber que en alguna parte del mundo hay más personas pasando y sintiendo lo mismo que tú, ayuda a aclarar la mente... o cuando menos a no sentirte sólo al estar inmerso en aquellas emociones. No hay nada más gratificante que encontrar las palabras exactas que describan lo que sientes, que te permitan expresarte y hacer saber a los demás lo que piensas. Disfruta cada letra, haz tuya cada palabra y pon tu mente a volar.



Deja un comentario

Subir ↑
  • ¡Síguenos en Facebook!

  • Anuncio