No te he olvidado…

0
67

Ándale, mirémonos a los ojos, luego sonreímos y nos abrazamos. Apuesto a que lo imaginaste, dime si no es la escena perfecta; después caminamos los dos de la mano. Así nada más sin necesidad de algo más.

– Tengo hambre

-No, no de ti, hambre de verdad.

Bueno sí, si la tengo de ti, pero en este momento desearía un sándwich y a ti.

Esto es amor. Sí, amor sincero, del bueno y pleno. Ándale, convivamos otra vez, disfrutemos la vida a la vez que nos disfrutamos ambos, amándonos. Suena bien, ¿no?, si quieres le agrego un vodka con un twist de limón, de esos que te gustan para equilibrar la situación. Me muevo con el viento, ven y siéntelo, sacúdete o bésame.

Sigo feliz con el viento, ven recordemos. No te he olvidado, tengo la incertidumbre de si volveremos; quisiera un día de lluvia.

No importa si vamos lento así lo disfruto despacito o rápido, para que me invada la adrenalina entre en éxtasis y te disfrute, amor. Mejor dejemos que todo fluya a su ritmo.

Te veo, sonrío y me da un presentimiento de que pronto sucederá; ese beso, esas ganas, ese momento, ese amor. No me hablas, pero pronto lo harás, tengo fe.

Yo espero en silencio, porque no quiero una palabra a destiempo.