No te esperaré nunca más…

0

Al momento de perder tu silueta entre la oscuridad, tú y yo nos hemos dejado ir. Y es que tal vez yo perdí a la persona que más amaba y tú perdiste a quien por mucho tiempo te amaría de verdad. Ahora, a unos cuantos kilómetros alejada de tus labios, mi cuerpo se hunde en esta cama y se está consumiendo poco a poco. Mis manos esperan con ansias tu piel, y mis labios piden a gritos tus besos.

¿Dónde estás? No te he encontrado en ninguno de los rincones de mi cuerpo, te he buscado hasta en los rincones más profundos de mi piel y de mi alma, pero tú no estás. Has huido de una mente que piensa y sueña más allá de los demás, huiste  de una mujer que perdía la cordura cada vez que te miraba.
Miro al suelo encontrándome con tus huellas, con los rastros de tus pasos alejándose cada día más de mí…

Te observo desde lejos. Estás feliz y sonriente y no creo que seas capaz de voltear tu rostro para mirarme, porque eres alguien que sabe que con tan sólo mirarme, puedo hacer que dentro de ti nazcan infinidad de sentimientos; podría volver a quererte con un abrir y cerrar de ojos borrando los besos que te dieron cuando no estabas aquí... Podría olvidar las promesas nuevas que le hiciste a ella y que no cumpliste por mí, de verdad podría olvidar, lo juro. Podría reprocharte con mi mirada que te hayas marchado…

Y es que yo podría, pero tú no tendrás el valor de volver para mirarme, hacerme entender las razones por las cuales tú y yo nos perdimos; estoy segura de que no lo harás y será ahí cuando yo decida marcharme y no esperarte nunca más…

En días como hoy, prefiero olvidarte, no recordarte y jurarme a mí mimas… No esperarte nunca más.

shutterstock_447813538