Cuando la mente calla, el silencio habla
Anterior
Aleatorio
Otro concepto de libertad
Siguiente

No te aferres a nada para que nada te duela

de Citlalli Castañon el Octubre 17, 2016
Calidad de vida

A nosotros se nos incentiva amar y así es a como entiendo que el amor no es sino la comprensión incondicional, más se nos prohíbe el apego, porque el apego genera sentimientos que perturban la comprensión y se alejan de la visión general de amar y cuidar de alguien más.

Entre estos aparece el miedo. Siempre he creído que la carreta del hombre se rige por dos caballos, el ego y el miedo; no sé cuál sea más peligros, el miedo es la respuesta natural que tenemos ante las situaciones que no comprendemos, pero cuando el miedo se vuelve anti natural y no sólo se trata de comprender sino de controlar las situaciones, el miedo a perder te vuelve egoísta… y no conozco algo más contrario al amor que no sea el egoísmo, porque el odio es solo una parte en el camino al sufrimiento.

El miedo genera ira, frustración y la incapacidad de dejar ser a los demás, la incapacidad emocional de conocerte a ti mismo. El que las cosas no salgan a como tú piensas que es correcto desata en la el coraje, la rabia, explotas contra aquello que pensaste amar, pero esa persona sólo es la cara de tu propia batalla. El temor te aleja del amor, desconoces a quienes tienes a tu lado porque nunca aprendiste a conocerte a ti.

shutterstock_115145464

La ira, la rabia y la frustración llevan al odio y el odio no es lo opuesto al amor, el odio sólo es un sentimiento de apego de quien ha sido lastimado, y todo aquello que te hacía feliz se convierte en la figura de lo que más detestas. Alejas a las personas que aún pudieron creer en ti que y que en su amor te dejaban ser. Sólo los astutos no caerán en tu juego y se amarán lo suficiente para irse.

Las personas más detestables, las que más juzgan, señalan, confabulan y viven bajo la paranoia de que alguien puede hacerles algo, que el mundo los odia g son sólo víctimas que intentan invitar a su historia a más colaboradores que les den la razón, una víctima, un ser lleno de miedo, ira y odio no busca cambiar, no pretende mejorar… lo único que necesita es encontrar personajes que les digan que está bien sentirse como está, pero no les compren la careta. Detrás de todo ese ego sólo existe un infante sufriendo por lo que jamás tuvo capacidad de dejar ir.

“Entre más te aferres a algo, mayor será tu agonía. Sólo dejando ir lo que tememos perder en su total naturaleza, las cosas se mostrarán amándote y para que aprendas a amar”.

Citlalli Castañon
Veracruzana perdida en el centro del país esperando regresar a casa
Comentarios
Dejar una respuesta

    You must log in to post a comment

     
    /* ]]> */