No intentes repararme…

0

 

No intentes repararme, no pienses que con darme un beso el hechizo se romperá. Los cuentos de hadas no son lo mío, las promesas han perdido su valor.

Muchos creen que pueden hacer cambiar a otra persona y que si esa persona realmente los ama, dejará atrás todo aquello que no les gusta para poder ‘ser felices juntos’. Y si bien podría ser cierto que el amor nos hace cambiar, es mentira que  lo hace de un día a otro como si de un hechizo se tratara.

No, no vengas a darme lecciones de vida, también yo he aprendido y es por eso que soy como soy. La vida no nos ha tratado igual y ve a saber a quién le ha ido peor. Estoy consciente de que debo mejorar como persona cada día, pero eso debo hacerlo yo y a mi paso. No creas que con venir tú a fijarme una meta y empujarme hasta ella, lo lograré más rápido; así solo podríamos cansarnos ambos.


4

No necesito que alguien me cure las heridas, que alguien pretenda coser mi corazón. Cuando se es niño aún se cree en todo aquello, pero tú y yo ya no somos dos pequeños. La vida es algo más que desear que las cosas sucedan y sentarse a ver si se hacen realidad. La vida es salir y luchar, y descubrir que lo que vale la pena requiere un esfuerzo, no es algo que brote como agua.

Nos llenaron la cabeza con cuentos de princesas que son rescatas de una torre, sin poder hacer nada. ¿En qué momento la princesa buscó la manera de salir? ¿en qué momento ella luchó contra el dragón y obtuvo su libertad? Un beso no me haría despertar si caigo muerta, en cambio luchar por mí misma si me hará vivir más.

No se trata de que vengas aquí y quieras curarme, agradecería mucho si aprendieras a amar mis heridas, si las besaras, si te acostumbraras a ellas para que poco a poco comiencen a cerrar.

Yo quiero que me quieran rota y completa, que me hagan compañía mientras yo misma libero mis demonios. Porque el cambio no está en alguien que pretenda llegar y arreglarnos la vida, el cambio está siempre en nosotros y el hecho de que haya un alguien a nuestro lado, alentándonos para lograrlo por nuestra cuenta, significa todo.

3

Mi amor no podría ser para alguien que condiciona mis defectos para poder quererme. Mi amor sería para quien hace que me dé cuenta de que estoy haciendo algo mal y crea que yo misma puedo arreglarlo, a mi paso, a mi manera.

Depender de alguien para ser una persona mejor, es poner en manos ajenas la felicidad propia. Nunca sabes si quien está ahí, siempre estará. Muchas personas prometieron permanecer y no volví a saber de ellas, muchas otras ni siquiera lo prometieron y están firmes a mi lado. Las promesas ahora son nada. El actuar ahora lo es todo.

Bésame cuando tenga miedo y cuando esté en calma. Abrázame cuando necesite equilibrio y déjame intentar volver a caminar sola.

No es quien te empuja en el trayecto, es quien te da ánimos para seguir el paso. Y es que quien me ame estando rota, merecerá todo de mí… porque si supo estar en mis malos ratos, sin duda merece estar en los mejores.

Escrito por: Mayeli Tellez