No hace falta decir te amo cuando miras con amor

0

No existe un manual tampoco instrucciones de como AMAR a alguien, no hay reglas cuando de amor se trata, es tan complicado pero al mismo tiempo tan simple como una MIRADA, si leíste bien una mirada, porque con ella comienza todo lo que viene después.

Cuando aprendes a mirar a esa persona especial descubres cosas que ni las mismas palabras pueden describir, es la mirada la que te lleva a su interior, el reflejo en sus ojos te enseñan lo que debes aprender sobre esa persona.

Cuando la miras detenidamente, conoces qué le da placer, en qué puede ser poco tolerante, puedes imitar aquel gesto que hace cuando coquetea contigo, la sonrisa que es tuya y te pertenece cobra significado ante todas las demás.

Cuando aprendes a mirar al ser amado, no hace falta que te diga qué le gusta porque sabes cómo sorprenderle.

No hacen falta un sin fin de palabras para entender lo que quiere decirte con sus ojos, cuando aprendemos a conocernos con miradas podemos dejar a un lado las tontas preguntas y comenzar a entablar largas y profundas conversaciones llenas de amor, sutiles palabras y sonrisas que se te escapan sin razón o motivo.

No hace falta decir te amo cuando miras con amor.

Porque es la mirada el reflejo del alma, es tu mirada la que me enseña amarte.