Mi manera de decirte que te amo…

0

Esta suerte de tenerte y terminar por quererte desde el alma, adorar toda cualidad tuya y amar todo lo que odiaba de ti.

Cuando tu mirada me había encontrado, mi corazón ya te había elegido por una eternidad. Jamás tuve elección, en el amor sólo logras cuestionarte: ¿En qué momento pasó? ¿Cómo fue?

No hay camino de regreso, para entonces ya hay un lazo irrompible entre ambos. Fue mi necedad de quererte conmigo, tan turbia el agua y yo queriéndola beber.

Aunque estés lo más lejos posible, tu esencia seguirá haciéndome sonreír cada mañana, sonrojándome y erizándome la piel como de costumbre; pidiendo tu regreso cada vez que escucho tu voz e intentando traspasar la pantalla de la computadora…

Siempre que te veo.