Síguenos en Facebook:


Publicado en abril 4th, 2016 | by Ojos de escarcha

0

Memorias de un recuerdo

¿Qué será esto? ¿Serás realmente tú, seré yo o serán aquellos otros?… No lo sé, pero eres tú el único con el que realmente viví y expresé un sentimiento mutuo. Pasaron días, meses y ahora puedo decir años, y te saqué -como nunca lo imaginé- de mi corazón, de mi mente, pero justo hoy me doy cuenta que no es así de fácil.

Puede ser ésta soledad -mi fiel consejera- que se presenta en mi día a día o mi estado anímico o tú presente o el mío, y mi cabeza juega conmigo,  cañando mis pensamientos y alterando mis sentidos.

Recuerdos, fotos, palabras que se quedaron allá en lo lejano de mis pensamientos… Tal vez tenías razón cuando me decías que el primer amor no se olvida, y no creo que alguien lo haga, sea por bueno o malo, siempre quedara en la mente de los amantes.

Pero no entiendo por qué ahora vienes y te presentas de nuevo, haces tú introducción y me recalcas que aún sigues vivo. No sé si dentro de mí, o en el ambiente que respiro, me haces falta, no lo sé…. Tal vez extraño tu compañía, tu apoyo incondicional, tus manos, tus caricias, tus besos, tu voz enamorada, extraño el futuro que armábamos cada día y las historias que les contaríamos a aquellos que serían nuestros nietos.

Me deje llevar por esa vaga sensación, me olvidé de mi. Hubo tanto daño entre los 2, te herí y tu lo devolviste de igual o peor forma. Es increíble como el tiempo cura y desaparece ese dolor, que antes persistía en mantenerse por salvar un amor, era desgarrador. Sí, es verdad, fuimos felices, lo fuimos puramente.  Pero fue tarde cuando lo decidimos.

Compartir...
Share on Facebook2Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Publicado por



Deja un comentario

Subir ↑