¡Mastícame y paladéame!

0

No creo en milagros, aun considerándote milagro afable que se ha colado por la rendija de mis días. Resulta paradójico, lo sé. Paradójico y sin pudor -enterrado en esta libre locura- estoy en pos de ti.

No me canso de tus manos ni de tus labios rodando por mis poros. No me canso de besarte ni de desnudarme. No me canso de enredarme en tu nido de tentaciones ni en tus suaves trampas que gustan y me envician… Ésas que hacen sentir, más enérgicas que nunca, las cosas hermosas que tras los dientes se inmutan: Palabras que da miedo pronunciar.

tumblr_lrqvx0kdbh1qm2hojo1_500_large-350x230

No me canso de amarte ni de sentir necesidad de ti. ¡Mastícame y paladéame con la ternura que sólo tú posees y que ha sido grueso hechizo! ¡Destrúyeme y exprímeme con tu baúl de afectos! Sólo tú descifras el rompecabezas de mi vida. ¡Pega con tu saliva mis trizas que suplican el roce de tu vida con mi herida!

No me canso de resbalar en tus manos -una y mil veces- con tal de obtener la delicia de tu tacto adueñándose de mi entrega. No daré espacio a coartadas maquinadas, cuyos orígenes se disparan de la necedad de no entender lo que se necesita.

Cómete mi alma y ya mañana, cuando de nuevo me falte el aire, iré en pos de ti como coyote solitario…

Poseído por la pasión, en una noche aburrida y de pocas estrellas.