Lo supe después de nuestro aniversario

0

¿Quién eres tú para retarme en la vida? Recuerdo de manera exacta el día que nos conocimos. El ver tu sonrisa coqueta y esos ojos que deslumbran a cualquiera, me hizo sentir que eras mi todo, pero también sentí que algo grande, muy grande, venía. Me enamoré de ti a primera vista. Siempre he sabido cuidar de lo lindo que se encuentre en mis manos, de lo hermoso que llega a mi vida.

Esa tarde fue tan especial que sentía que debía gritarlo al cielo y agradecer por haberte conocido. La satisfacción solo yo la tendría. Por mi cabeza nunca pasó qué tanto moverías en mi vida, ni pensar en los compromisos o responsabilidades, no le veía el caso, era el hoy, el momento y ya.

Qué momentos tan lindos, qué forma de vivir. Siempre con tu magia, disposición, cariño, atenciones, preocupaciones… bueno, acabaste metiéndote en donde nadie le volví a permitir. Tan divina tú, tan hermosa tú.

dfd

Acabé involucrándome e impregnándome de tu aroma, de tu esencia, de toda tu vida, entrar a tu hogar y sentir el cariño y admiración por lo que somos, la aceptación en todo momento de nosotros mismos sin atentar a cambiar algo así fuese lo más insignificante. Todo fue como un sueño hecho a la medida. Vaya que siempre mantuve mis estándares personales altos y tú llegaste a romper con todo esquema, incluso a superar lo que yo pensaba de la vida. Yo no creía en el amor ¿Y qué pasó? Tú colocaste una luz en mi corazón con esperanza y olor a un te amo sincero y puro.

No he pensado ni en lo más mínimo mal de tu persona hasta el día de hoy. Despertar a tu lado ha sido una de las más grandes experiencias en mi vida. El contemplar tu sueño me llevó a ilusionarme nuevamente e imaginar tener una vida contigo.

Los días que podía admirar tu proceso de maquillaje, para mi solo bastaba esperar unos minutos. Así fuera con o sin esto, siempre te he visto hermosa y única. Vaya, sí me enamoré lo suficiente para no encontrarte con un defecto.

Todos los días a tu lado fueron mágicos, pero ahora te extraño bastante. Extraño tu perfume, extraño tus besos, extraño tus manos al tocarme, extraño tu admiración y consejos. Te extraño tanto que me siento inconsolable.

tumblr_lenzxs47jt1qda7rpo1_500_large_149352638_large

Con una mirada perdida recurro a los lugares que íbamos los dos. Me he tomado el tiempo todos los días pensando en dónde estarás y qué estarás haciendo. Me siento allanado en mi morada. Hurtado en mi corazón siento ese vacío en mi persona sin dirección. Estoy confundido, sé que he perdido esa brújula que dirigía mis días, estoy ante una incógnita.

¿Dónde quedaron nuestras promesas, nuestros sueños, nuestro propósito de vida? Ese proyecto por el que estábamos trabajando ambos, eso quiero saber. Los días como hoy quisiera perderme entre la gente, esta pausa que no me deja avanzar hacia donde yo pretendía. Te amo con todo mi ser, jamás lo olvides. Sé que es cuestión de tiempo, sé que todo será mejor. Así es mi fe de grande. Sé que regresarás y tocarás mi timbre siendo la persona de la cual me enamoré, la persona que debía ser desde un principio. Mi apoyo siempre será incondicional para ti.

Vengo de regreso de ver a mi psicólogo. Así como lo oyes ¡Mi psicólogo! Y solo traigo una cosa en la mente después de las dos horas que me dedicó. Él me dijo:
«Recuerda que mereces respeto y el amor que un día sentiste también exige ser honesto. Tu pareja sí que te ha dejado un mal sabor de boca y no deberías permitir el que otras personas entren en la vida de ustedes.»

Hoy lo sé todo. Duele tanto como si te enterraran un alfiler lentamente debajo de una uña, pero así son las cosas, difícil de tener razón. En mi mente ante tales circunstancias que jamás imaginé. Te perdiste en el camino, nos has dejado varados en no sé dónde, es más, puedo asegurar que hasta temor ya tienes de tomar nuevamente el timón. No entiendo el por qué mantenías contacto con varias personas.

¿Y sólo para qué? Pues por lo que veo, para no respetarme y menos valorarte. Esos no son amigos, esos son individuos oportunistas a los que les permitiste burlarse de mis detalles, admiración, tiempo y respeto por ti. El esconderse en el móvil, simular que hablabas con tu familia o cualquier otra persona y mentir, te llevó a lo que vives hoy.
Estamos en una delgada línea donde todo se puede perder, estoy consciente de que lo sabes, pues ahora yo estoy viendo cosas que no sé en qué punto lo permití. Lo único que comprendo es que ahora yo tendré que decidir por mí.

Espero por ti siempre y cuando sepas el gran daño que tú te hiciste. Nadie tiene asegurada una vida, nadie sabe lo que mañana pasará. Mi hoy es tener paciencia y ser como siempre he sido: Un caballero. Eres maravillosa, por eso tengo fe en esto y en ti.

Te amo.

Autor: Anónimo