Lo que quiero eres tú

0

Un día llegaste sin querer a mi vida… Y sentí algo muy especial. Sin siquiera escuchar tu voz, ni nada. Me fui enamorando sin saberlo, de tu manera de ser, de tu corazón, de tu esencia.

Cuando yo ya pude estar en tus brazos, besarte y dormir contigo, mi felicidad era evidente.

Hemos tenido momentos muy difíciles, alguna vez creí perderte y me fue muy triste esa etapa. Yo no sentía que nos mereciéramos eso. Afortunadamente tú también reflexionaste y te diste cuenta que valía la pena. Y aunque no somos perfectos y a veces nuestro carácter nos mete en problemas, nuestros aciertos nos unen.

Yo sé que me has demostrado que me amas pero como una vez te dije: también es importante para mí oírlo. Acepto que nunca será con la frecuencia con la que yo suelo decirlo mi vida, pero eso a mí me nutre y me da fuerza para seguir día a día construyendo junto a ti este amor.

si-quieres-comenzar-una-relacion-intenta-terminar-con-estos-malos-habitos

Hoy cuando me preguntaste qué quiero, me desconcerté, porque te lo he dicho mil veces, pero también faltaba algo que tengo que confesar, a veces me daba miedo porque no sabía en dónde estaba pisando. Es la primera vez que agradezco que en tu enojo expresaras tantas cosas que no fueron negativas.

Fueron las palabras exactas que hoy me ayudan a soltar dudas, a enterrar inseguridades y a ser fuerte.

Eso que dijiste era lo que quería oír, para en este instante y con la firmeza requerida, la madurez necesaria y el amor en su totalidad poderte decir que lo que quiero… Eres tú.

Te amo.