En el camino ella me empujaba y de repente tomaba mi mano. ¿Por qu..." /> La composición química de un encuentro – El Acorazado

Síguenos en Facebook:


Relaciones

Publicado en agosto 26th, 2015 | by Quetzal Noah

La composición química de un encuentro

En el camino ella me empujaba y de repente tomaba mi mano. ¿Por qué esas cosas lo pueden hacer tan feliz a uno? Juro que jamás pensé que podíamos serlo todo. Estuve viviendo el momento cada que ella rozaba mis ojos. Sacó su laptop y la conectó a una pantalla en su cuarto, prendió varitas de incienso y se quitó los tenis.

Sugerí El Lado Oscuro del Corazón y ella se acostó de lado. Repetíamos fascinados los versos de Benedetti y Oliverio Girondo, nos hizo reír la escena de un artista plástico que esculpió una figura de un pene gigante. Yo acariciaba su pierna y cuando terminó la película se giró a hacia mis ojos y le di un gran beso. Bajé mi mano a sus hermosos muslos, le acaricié durante toda la película y cinco minutos más después de que esta acabó, metí mi mano entre su blusa y la luz del monitor se suspendió.

En aquella oscuridad posó su pierna en mi cintura y yo apretaba sus nalgas con la fuerza suficiente para arrastrar su cuerpo a mi pecho. Lejos de la excitación cada caricia sobre su piel era una plegaria escuchada en el cielo. Le quité la blusa y los pantalones cortos. Su ropa interior era negra. Dicen que cuando desnudas a una chica y la ropa interior combina es porque ella planeó llevarte a la cama. Me dio gusto pensarlo así…

Teoría de la Fragilidad por Quetzal Noa



Publicado por



Subir ↑