Y te encontré
Anterior
Aleatorio
Septiembre
Siguiente

Inteligencia emocional

de Citlalli Castañon el octubre 24, 2016
Calidad de vida

Los seres humanos podemos tener diferentes tipos de inteligencia y es la congruencia entre ellas lo que hacen a una persona íntegra, no solamente es la  que se miden en las instituciones educativas, son aquellas que se permean desde la casa, que se van adquiriendo a través de las experiencias que vamos generando en la vida.

Debes controlar la manera en que piensas, porque lo piensas lo dices, lo que dices haces, o peor aún piensas una cosa y terminas haciendo otra y a veces no dices nada, es la falta de coherencia que te hace comportarte de manera errante y sin ningún tipo de integridad.

Las situaciones externas deben enseñarnos a mirar hacia dentro, cuando pasa algún tipo de suceso que nos genere una emoción debemos aprender a llamarlas por su nombre, identificar; me siento triste porque, me dio coraje cuando, entendiendo la emoción natural porque no existen emociones malas o buenas, es la manera en que las procesamos las que generan resultados positivos o negativos.

Ya que hemos podido nombrar la emoción generada, se identifica la situación, se pregunta el por qué sentí lo que sentí, qué necesidad emocional me estaba siendo arrebatada o ultrajada, ahora es momento de analizar la situación y emprender un viaje en la inteligencia emocional, no es malo lo que sentí pero puedo mejorar mi manera de actuar sobre de ello; entonces amplias el panorama, te das cuenta que puede haber otras opciones y que gritar o llorar no son siempre la mejor manera de reaccionar, puesto que estás perdiendo tiempo vital para alcanzar el objetivo y lograr lo que buscabas.

No puedes ser un gran profesional cuando eres un mal padre, no puedes ser la mejor hija cuando eres una mala novia, no eres un gran padre cuando eres un mal esposo; todo está relacionado, la ética, la integridad y la coherencia es cuando das lo mejor de ti sin importar la situación o la persona, puesto que ese eres tú y la forma de otros no debe de modificarte, y si crees que la otra persona no entra en comunión con tus ideales, lo más sano es dejarlo ir y alejarte.

Eso es inteligencia emocional, no reaccionar porque así seríamos controlados por las acciones de otros, sino simplemente ser nosotros mismos confiando en que hemos trabajado lo suficiente para que nuestro existir no se denomine de ira, miedo o ego. No existe tal cosa como el mal humor o el carácter fuerte, son personas que no han madurado lo suficiente para entender sus emociones y que no pueden establecer relaciones sanas porque por dentro siguen enfermos de aquello que jamás pudieron expresar con propiedad.

Así que hoy pensemos que queremos dar de nosotros mismos no porque lo merezcan o no, sino porque esa es nuestra esencia y dejarse llevar por emociones negativas es cobardía.

Sólo los valientes se atreven a ver la alegría y la esperanza en el miedo de la guerra y esa su fe, es la que gana cualquier batalla.

large-4

Citlalli Castañon
Veracruzana perdida en el centro del país esperando regresar a casa
Comentarios
Dejar una respuesta

    You must log in to post a comment

     
    /* ]]> */