Hoy me he levantado y me ha pasado algo raro... No sé qué escribir..." /> Hoy amanecí gris, opaca… En pocas palabras: Hoy amanecí sin ti – El Acorazado

Síguenos en Facebook:


Relaciones

Publicado en septiembre 26th, 2015 | by Judith Amarista

Hoy amanecí gris, opaca… En pocas palabras: Hoy amanecí sin ti

Hoy me he levantado y me ha pasado algo raro… No sé qué escribir, me he dado vuelta y me he dado cuenta que es un día común, inclusive me atrevería a decir que algo gris.

Y con gris no me refiero al clima, el cual envuelve la atmósfera de cierta melancolía… No, con gris me refiero a que no veo motivo alguno para escribir y sí, con escribir tan bien me refiero a escribir de ti; de tus manías que en el fondo anhelo ser una de ellas, de tus gustos, de tus necesidades.

De esas necesidades como el tomar agua… O ver un colibrí posarse en una flor. De esas necesidades cotidianas que nos envuelven día con día, que no sabemos que nos hacen falta hasta que ya no las percibimos.

Así me desperté hoy, gris… Opaca… Un poco más desgastada que ayer y con esa sensación de querer ser ese tipo de urgencia tuya. Por eso hoy no puedo escribir, estoy vacía, estoy seca como se queda cuando hay un vacío en el corazón.

Pero he de reconocer que podría estar peor, no sólo seca o gris como hoy; podría estar vacía sin saber si estás o no estás. Si me amas o no… Y sí, me refiero a estar aquí conmigo, en mi corazón, en mi mente y en mi alma, ocupando cada rincón; por eso podría estar peor, sin saberte a veces tan mío, que no lo puedo creer y a veces sentirte tan tuyo, tan de todos, menos mío y esa incertidumbre me mata lentamente un poco más.
Así que insisto, podría ser peor, podría estar ahora mismo escribiendo acerca de la naturaleza inútil del desamor y de otros demonios.

Insisto aun más, hoy no sé qué escribir… Sólo sé plasmar sobre un papel mi amor y mi deseo de que me anheles tanto o más que yo y eso he de confesar, no es escribir… No lo es, porque no es un acto mecánico que mi cerebro ordene, sino que eso es amar y eso sólo lo puede dictar el alma y el corazón.
Por eso hoy no sé qué escribir, hoy sólo sé amarte y al parecer la única forma en que lo sé hacer bien es así, a través de las letras que fluyen de tal modo que todo lo acomodan, sólo para que sepas el gran amor que habita en mí.

Estoy gris, opaca, casi muerta… Pero sólo es por un instante, no sé si sea largo o momentáneo, sólo sé que cuando te beso el color empieza a surgir y eso… Sólo a eso se le puede llamar amor.

 


Compartir...
Share on Facebook839Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Publicado por



Subir ↑
  • ¡Síguenos en Facebook!

  • Anuncio