Hoy es uno de esos días, aquellos en los cuales me encanta..." /> Fechas que nunca se olvidan… – El Acorazado

Síguenos en Facebook:


Historias

Publicado en enero 26th, 2016 | by Emily Urrejola

0

Fechas que nunca se olvidan…


Hoy es uno de esos días, aquellos en los cuales me encantaría que todo fuera muy distinto, un día en el cual no tuviera una tumba abierta cargada con miles de recuerdos, que rasguñan una vez más los trocitos del alma que van quedando…

Es un día de verano, sin embargo el cielo llora derramando miles de gotas que no dan tregua… Quizás sólo sea de recordar que precisamente hoy decidías dar vuelta la pagina de nuestro camino en común.

Al igual que hoy lo hace el cielo, cuando terminaste de exponer tus vagos argumentos para tomar distancia de mi compañía, mi cara se oscureció y luego de algunos relámpagos de incomprensión respecto de tus palabras, las lágrimas cayeron lentamente cargando consigo miles de sentimientos que buscaban salir a toda prisa, para no quedarse a evidenciar lo que en unos días más seria un desmoronamiento total de su guía llamado corazón.

-No puedo seguir contigo por ahora, te pido que nos tomemos un tiempo para ver si las cosas pueden mejorar- esas fueron las últimas palabras que recuerdo de ti… Lo único que tuve el valor para decir fue que no creo en los tiempos, cuando las personas se aman de verdad no tienen dudas, no tienen cuestionamientos, no tienen arrepentimientos.

Te abandoné derramando infinitas y amargas lágrimas de tristeza, lloraba por ese argumento que me dabas y yo justo pensando en que te regalaría, es que pronto recordaríamos un año más desde nuestra unión… En ese momento pensé que intentarías correr a mi lado, quizás a buscarme para seguir conversando, para cobijarme en tus brazos y limpiar mis mejillas húmedas… Sin embargo nunca apareciste, muy por el contrario, nunca más volví a saber de ti.

1_editado-2

Esta fecha nunca la olvidaré, porque hasta ese día todo marchaba bien, mi vida estaba totalmente resuelta y nuestra relación en una perfecta armonía, es por eso que hoy, luego de cumplirse tres largos y dolorosos años, lo sigo recordando como si hubiera sido ayer… Aún recuerdo todos y cada uno de los momentos de dolor que me fueron encerrando en una negra habitación, en búsqueda de razonamientos que me lograran ayudar a entender aquella abrupta y repentina solicitud de tiempo, la cual en ese momento no entendía que se trataba de un adiós.

Nunca se me pasó si quiera por la mente decirte o hacer cualquier tontería para retenerte a mi lado obligadamente, es que tú eres y serás siempre libre, tal cual y justo como yo te amaba… Digo te amaba, porque hoy al recordar aquella fecha que nunca olvidaré, pude darme cuenta que ya no te amo, que ya no siento absolutamente nada por ti; no negaré que me entristece mucho recordar este día, pero no es por ti, sino más bien lo recuerdo por lo que me hiciste sentir, por cómo te fuiste sin mayor explicación, justo cuando más te necesitaba, destruyendo todo aquello que en días felices me prometiste protegerías hasta el final de nuestros días de todo y de todos… Es por eso que hoy:

Puedo comprender, que hay recuerdos que no destruyen, sino que matan lenta y dolorosamente, cada vez que pasas a llevar las heridas del alma.



Compartir...
Share on Facebook7.4kShare on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Publicado por



Deja un comentario

Subir ↑