¿Estás en la friendzone?

0

Si estás leyendo esto es porque seguramente tienes un amigo que hace que tu corazón se acelere y te ha convertido en un montón de sueños sobre cómo sería su primer beso. A pesar de que esos sentimientos puedan ser lo mejor del mundo no hay nada peor que descubrir que tu amigo no siente lo mismo por ti, y de repente te das cuenta que estás en la “friendzone

La verdad es que no hay mucho por hacer para que él cambie de opinión, es tu amigo y seguramente ya sabe lo encantadora que eres… pero no desde el punto de vista romántico; lo sabemos, es deprimente, pero un día te darás cuenta que él tenía toda la razón. Lo único que te queda por hacer es encargarte de tu corazón y amistad. Sigue los siguientes pasos y tomate todo el tiempo que necesites en cada uno de ellos.

  1. Determina que tan fuertes son tus sentimientos.

Si lo que sientes por tu amigo sólo es un atracción, es muy probable que esos sentimientos desaparezcan muy pronto pero si te imaginas a ti misma jugueteando en la playa mientras dices frases como “Si tú eres un ave, yo soy un ave”  es una prueba de que estás muy enamorada, así que lo más probable es que sea mucho más difícil pasar al siguiente paso (pero no imposible).

  1. Considera tomarte un tiempo

Si lo necesitas, porque tal vez no sea así. Pero si decides que duele mucho estar cerca de él, no te preocupes en quedar como una dramática, cualquiera entenderá que es necesario para ti. Ya sea que digas abiertamente que necesitas espacio o que te retires silenciosamente, eso depende de ti y de tu relación con el chico, sólo tú sabes lo que es mejor para ti. Pero es importante que aplastes esa vocecilla en tu cabeza que dice que tal vez si te alejas él se dé cuenta que están hechos el uno para el otro, eso sólo pasa en las películas y no en la vida real.

  1. Sal con otras personas. Mucho

Acepta salir a tomar un café o a ver a alguien más o si no te gusta mucho eso de salir a citas a menos que realmente te guste esa personas, aprovecha para salir con tus amigos o has cosas diferentes hasta que ya no duela tanto.

En algún momento te darás cuenta que todo era platónico; además, hay alguien ahí afuera que fue hecho para ser tu amigo y novio.

FUENTE: glamour.com