En el camino me encontré…

0
127

En el camino me encontré con algunas tristezas que invadían de vez en cuando mi corazón, pero que ya no dolían como antes; aparecieron recuerdos que ya habían quedado en el olvido, pero se desvanecían conforme seguía avanzando; se abrieron unas  cuantas páginas para recordar las lecciones que me ayudaron a madurar.

Después di unos cuantos pasos por aquellos momentos que me hicieron inmensamente feliz, no dudé ni un instante en recordar a cada persona que fue parte de ellos. Durante mi recorrido me encontré con una mujer más madura, menos débil, un poco más sincera consigo misma, vulnerable de vez en cuando, pero más fuerte en cada decisión que tiene que tomar, con mayor confianza en lo que es y lo que puede ser capaz.

Me encontré con una pequeña también, aquella niña que no deja de soñar, que no deja de crear historias y  lucha por hacerlas realidad, a quien nunca le falta la sonrisas para olvidar las lágrimas derramadas, la pequeña gigante que se enfrenta a sus miedos y los vence aun en la oscuridad. Algunas cuantas cicatrices se asomaron, pero ya no dolían como antes, sólo están ahí para recordar lo fuerte que puede ser y que no hay prueba en esta andar que no pueda superar si me tomo de la mano de DIOS.

Aparecieron viejos amores que me recordaron la bendita razón por la cual no llegaron a mi presente, la razón por la que ahora estoy con quien siempre quise estar, a quien debía encontrar  y  con quien estaré hasta el resto de mis días; él, quien lo apuesta todo por mí como yo lo apuesto todo por lo nuestro.

tumblr_lxcda6v7nn1qmmuavo1_500

No faltó el enojo, la frustración que me causaron las decepciones,  las expectativas que tenía de muchas personas, de muchos planes, pero que sólo fueron el comienzo para lo que me está esperando más adelante. Lo mejor del final fue el perdón, me sonrió y me recordó que puedo fallarme mil veces, pero siempre puedo perdonarme, perdonar y pedir perdón cuantas veces sea necesario y así seguir mi camino con paz en  mi alma.

Cada lección, cada experiencia,  sentimiento, cada persona o lugar que he encontrado en este caminar llamado vida, me ha hecho la mujer que yo misma he construido, con todo lo bueno y malo que ha llegado a mí.

Soy yo al final de todo quien decide qué me sirve para seguir escalando y qué debo desechar para que no me estorbe y siga avanzando. Al final del camino me encontré conmigo, la niña con miedos que sigue venciendo, pero llena de sueños aún por conquistar; la mujer vulnerable, pero con la fuerza de una guerrera, haciendo de mis ayeres escalones altos que me han traído hasta el lugar donde hoy me encuentro…

La plenitud de todo lo que soy, lo que tengo y lo que me falta por conseguir.