El músico y la escritora.

Ella escribe, él compone – El Acorazado

Síguenos en Facebook:


Relaciones

Publicado en diciembre 29th, 2015 | by MS

0

Ella escribe, él compone


El músico y la escritora.

Se dice que cada persona tiene su “alma gemela”, aquella que tiene el poder de llenar el espacio que se encontraba vacío, un espacio en donde sólo reinaba la soledad. Esa persona que llega a tu vida para complementar la felicidad que ya te pertenece.

Son pocas las personas que aparecen en tu vida con las que te conectas inmediatamente, con las que puedes hablar de todo sin complejos, sin tapujos, sin miedos. Personas que dejas entrar y a las cuales no te da miedo mostrar tus debilidades, tus miedos, tus inquietudes. Aquellas con las que basta un mensaje, unas horas de plática, verse a través de una pantalla o escucharse a través de un teléfono para saber que han llegado. Y él llegó, de esa forma tan extraña.

Ella era una romántica soñadora, le gustaba escribir historias que terminaban con un beso, historias que plasmaba y convertía en versos, letras que le salían desde el fondo de su corazón con la esperanza de ser leídas y tocar corazones y tocar “fibras”. Tenía una guitarra que hace poco la acompañaba y que aún estaba aprendiendo como tocarla. Solía sentarse por las noches y la guitarra, papel y pluma siempre la acompañaban, se dejaba llevar por sus pensamientos y le gustaba imaginar que algún día alguien la leería sin imaginarse que pronto, ese alguien aparecería.

Él era un apasionado de la vida, la lectura, el romanticismo y sobre todo la música. Solía sentarse, encender un cigarrillo y tocar su guitarra mientras componía versos y tocaba canciones. Él soñaba con encontrarla a ella y ella definitivamente soñaba con encontrarse con él, pero la vida aún no se decidía, ellos aún no se conocían.

tumblr_n9344lC8pm1t67srpo5_500

Él es músico y ella escritora y gracias al destino, la vida, coincidencias, casualidades o causalidades y las redes sociales, él dio con una de sus historias quizá por equivocación y desde aquel instante, algo sucedió, algo cambió. A ella le gustaba escribir, a él le gustaba leer.

Le escribió un mensaje que ella no tardó en responder, tras los primeros minutos de conversación parecía que llevaban toda una vida de conocerse, en tan pocas horas ya eran dos perfectos extraños que parecían haber coincidido desde hace años y el tiempo voló entre risas, chistes, música, canciones. Compartieron sus gustos y aversiones, a cada instante se sorprendían, querían conocerse más y conocerse mejor. Ambos vivían en ciudades diferentes, pero eso parecía no importar, ella se sentía especial, él se sentía especial pues ambos se sentían cerca, aunque en realidad no lo estuvieran.

Favim.com-diary-girl-home-house-notebook-216509

Él solía tener un poder extraño sobre ella, aun viéndose a través de una pantalla, tenía la habilidad de sonrojarla y ponerla nerviosa, ella jugaba con su cabello y bajaba la mirada un tanto aterrada, pues no sabía lo que pasaba, pero le encantaba.

Él tiene 27, ella 25, ella escribe, él compone. Ninguno de los dos sabe que son, definitivamente novios no, amigos puede ser, pero lo que sí saben es que no se quieren perder. Ninguno de los dos quiere idealizar una historia, no saben si son “almas gemelas” y no les importa, sólo fluyen y se dejan llevar; no saben qué va a pasar y es que nadie en el mundo lo sabe, por eso no se preocupan, no les afecta, sólo viven y siempre lo disfrutan. No se preocupan por qué es lo que pasará después, sólo por lo que pasa ahora.

Y lo que sucede ahora, es que ella está escribiendo esta historia…




Publicado por

Sólo dos corazones verdaderamente dañados pueden encontrarse y reconocerse entre un millón de almas.... y coincidir. -MS



Deja un comentario

Subir ↑