El tiempo es ahora…

0
47

EL TIEMPO ES AHORA…
“El hombre se hace viejo muy pronto y sabio demasiado tarde” (Jorge Luis Borges)

Quizás les ha pasado que de tanto que escuchamos y leemos esta frase trillada «vive cada día como si fuera el último» llega el bendito momento en que adoptas tal frase y te la tomas muy serio, pero he ahí mi pregunta: ¿Qué pasa cuando quieres ver, besar, abrazar, tomarte un café con esa amiga de la escuela que no has visto de hace mucho tiempo, o decirle a alguien que lo quieres, que lo extrañas, conversar con tu prima que por razones del destino ya no está contigo porque vive en otro país y recordar los gratos momentos que vivieron juntas en la infancia?, volver a revivir esa largas conversaciones a media noche donde se contaban los sueños, aspiraciones y las cosas buenas que esperabas de la vida.

Pues bien; se supone que se está viviendo un día como si fuera el último… Y si es el último entonces por qué diablos la vida no compagina para que todo salga como queremos, por qué la distancia no se acorta, por que no puedes ver a alguien que tanto quieres ver cuando lo quieres ver.  Todo pasa después, en cualquier momento, en cualquier mes o a veces simplemente ni siquiera pasa.

Creo que en vez de vivir cada día como si fuera el último, mejor hay que hacer que cada día valga la pena, para que así no quede ese sabor amargo de no haber hecho todo lo que querías o debiste haber hecho.
Hay dejar de extrañar y entonces arriesgarte y buscar por cualquier medio acercarte a quien tanto añoras, es desgastante pensar en lo que pudo ser o será…

Total, si algo tiene que ser será y sino no importa (qué carajos importa) lo que vale es la actitud y la sonrisa con la que te enfrentes a la vida, haciendo que cada día sea único e irrepetible.

Queriendo a los que te quieren, acercándote a los que te extrañan y extrañas, valorando lo simple que nos regala DIOS y agradecer, sólo agradecer que estamos viviendo tan intensamente como si mañana fuéramos a morir.