El sacrificio acaba siendo un placer

0

Nada es fácil, nada se consigue de la noche a la mañana, y puede que al plantearte una meta u objetivo tengas que rechazar muchas otras cosas para llegar a ella. Pero si te la has planteado, es por algo, porque la quieres, la necesitas, porque te parece bien, porque sí. El sacrificio acaba siendo un placer. Esta siempre está ahí, en lo bueno y en lo malo cuando nadie más lo está, dándote refugio, evasión y recordándote que siempre hay algo por lo que continuar.

Proporcionándote sensaciones positivas, progreso, ánimo… Luchar por tus sueños, que el sueño se convierta en la realidad de tu vida. Darle sentido a la misma y luchar por ese sentido. Conseguir lo que quieres, porque se quiere, porque se puede… Pase el tiempo que pase, hablen lo que hablen y cueste lo que cueste, querer es poder y si se quiere se consigue.


¿Qué es la vida?
Si no la vemos desde la perspectiva del progreso. Si no se entiende como un camino cuyo sentido último es la felicidad. ¿Qué es? La vida, al fin y al cabo, es esa línea que recorremos, alcanzando metas a corto plazo, para llegar a esa última que planeamos a largo plazo.

¿Qué es la lucha? Es esa mezcla entre deseos, sueños, fuerza, voluntad, constancia, adrenalina, confianza en uno mismo Es eso que todos debemos hacer en el recorrido que es nuestra vida: luchar y pelear por lo que queremos (sabiendo donde estamos y, asimismo, donde queremos estar), dejando a un lado el conformismo y la sumisión.

 Sueña, lánzate, atrévete, comienza la lucha y finalmente… ¡Gana esa batalla!