Éramos do..." /> El principio y el fin de ti… – El Acorazado

Síguenos en Facebook:


Historias

Publicado en octubre 16th, 2015 | by MS

El principio y el fin de ti…


17 de Octubre: El principio y el fin.

Éramos dos extraños, encontrándonos por primera vez afuera de la estación del metro San Lázaro. Una apuesta me hizo ir aquel viernes a esa ciudad, una ciudad distinta a la que me había visto crecer. En cuanto lo vi, supe que a partir de ese momento, mi vida no volvería a ser la misma.

Aún recuerdo esa sensación extraña que recorrió mi cuerpo cuando lo vi por primera vez. Él llevaba un saco azul. “¿Estás nerviosa?” me preguntó. “Un poco, no todos los días conoces al amor de tu vida”, le respondí. Realmente no me equivoqué al pensar que esa persona marcaría mi vida para siempre.

Aquel día todo fue perfecto, el recorrido por la ciudad, ir sin rumbo fijo solo él y yo, nada más importaba. Platicábamos de la vida, del amor, de nuestros planes personales. Entramos a desayunar a un pequeño restaurante (no recuerdo el nombre ni el lugar), risas, chistes. En tan sólo unas horas éramos buenos amigos. No podía comprender cómo dos extraños tenían tanto en común y cómo poco a poco se hicieron uno solo sin darse cuenta.

Nació una conexión perfecta, única y especial. Ya no pudimos ni quisimos separarnos, nos habíamos encontrado después de tanto ir buscando y de tanto ir fracasando por fin, nos teníamos el uno al otro y no nos íbamos a soltar.

Nuestra historia formalmente comenzó un viernes 17 de Octubre. Teníamos tanto en común, nos gustaban las mismas cosas, nacimos en el mismo mes, el mismo signo. Juntos íbamos aprendiendo el uno del otro. Le compartí un poco de mi pasión por la lectura, por los libros y le regalé mi libro favorito, ese libro que tanto me gustaba leer antes de dormir, ese libro especial fue para él. Él me compartió su gusto por el deporte, la vida sana. Claro que no siempre estábamos de acuerdo, pero llegábamos a un acuerdo. Éramos perfectos, ¿Qué podía salir mal?.

Pasaron unos meses, tan sólo unos meses y todo se empezó a complicar. No pudimos dar más, lo intenté, lo intentó pero fracasamos.

Es increíble saber cómo un día puede marcar nuestras vidas.

shutterstock_188830688

Hoy es 17 de Octubre otra vez, ha pasado tan sólo un año desde aquél mágico día. Mis ojos se llenan de recuerdos que salen convertidos en lágrimas, ésta vez no son lágrimas de dolor, son lágrimas de nostalgia. Nostalgia al revivir todas aquellas escenas que  llenaron mis días de dicha y felicidad. Momentos que significaron mucho, pero que no volverán, sin embargo los atesoro y me los llevo conmigo como la mejor de las experiencias.

Por supuesto que si llegamos al final fue por muchas razones, que hoy, sólo por hoy no vale la pena recordar. En esta fecha los recuerdos son buenos y con eso me quedo.

Él fue todo un capítulo intenso y de mucho aprendizaje en mi vida, un capítulo que inició un 17 de Octubre y hoy un año después, termina.

El amor es directamente proporcional a la capacidad de sentir de las personas y de lo que cierta persona nos hace sentir, no es relativo al tiempo en que ambas permanecen juntos. Puede ser un par de meses, un año o toda una vida (lo que daría porque hubiera sido toda una vida). El amor no avisa, pero cuando llega se disfruta y si se va, se agradece, no se reclama ni se reprocha, sólo se agradece.

Estas líneas son las últimas que escribo pensando en esa persona que marcó mi vida.  Hoy a ésta historia le pongo un punto final. 

El libro no se termina, pronto habrán nuevos capítulos. Pero esta fecha marca el principio y el fin.


 

 



Publicado por

Sólo dos corazones verdaderamente dañados pueden encontrarse y reconocerse entre un millón de almas.... y coincidir. -MS



Subir ↑
  • ¡Síguenos en Facebook!

  • Anuncio