Reconociéndome…
Anterior
Aleatorio
¿Cómo se puede querer tanto a alguien que ni siquiera conoces?
Siguiente

El mundo de los hombres, desde mi perspectiva

de Citlalli Castañon el agosto 15, 2016
Calidad de vida

He tenido la dicha de estar rodeada siempre de buenos hombres en el camino, mi padre, mi abuelo, mis hermanos… eso no ha evitado que aparezcan otro tipo de personajes en mi vida, pero de todos he aprendido algo. Siempre se habla del mundo de las mujeres tan complicado (y sí, lo es si tú lo permites) pero casi nadie expone o habla tan siquiera del mundo de ellos, de las presiones que las expectativas que tienen que llenar.

No sé si los comprenda por completo pero tengo la bendición de tener a mi lado a un gran hombre que me ha abierto
el panorama de mi propia existencia para voltear a ver cosas que desconocía.

Gracias por ser buenos padres, no puedo ni imaginar qué tan pesado puede llegar a ser cargar con toda una familia en su espalda y si algo he aprendido es que nadie está realmente obligado a nada. He visto hombres irse dejando a sus hijos, a su pareja y su vida, con tal de no hacerse responsables; pero a ustedes que se han quedado, que han sacado la casta y han luchado por brindar lo mejor a su familia, un aplauso y mil gracias por ser un gran ejemplo de caballero para sus hijos y el mejor prototipo a seguir para cuando sus hijas se enamoren.

Gracias por ser buenos hijos, por tener que levantar el apellido en lugares, momentos o deportes que a ustedes ni siquiera les interesan, pero lo hacen para beneplácito de quienes los aman. Disculpen por heredarles tantas expectativas y manías que no les corresponden, no nos enseñaron a ser madres, hermanas o novias, pero los admiro porque tienen que aparentar ser fuertes ya que son los hombres de la casa y ello suele significar no romperse en pedazos para protegernos a nosotras, por defendernos y jamás dejarnos solas.

shutterstock_324975986

Gracias por ser buenas parejas, ya sean novios o maridos, mil gracias porque aun con tantas cosas en la cabeza, el trabajo, la escuela, los deberes, los hijos, los proyectos, el dinero, los pagos, los deportes, la situación familiar… están ahí con nosotras. Sé que a veces sienten que el tiempo no les alcanza pero valoramos cada minuto que nos
ponen atención porque sabemos cuánto les cuesta y me parece injusto exigirles siempre tanto que se porten siempre lindos, siempre románticos, cuando solamente buscan un abrazo y poder sentarse con tranquilidad mientras disfrutan un trago. Disculpen por pedirles y pedirles tanto, en nuestro mundo nos hicieron creer que si no había detalles, si no había un interés del 100%, entonces no había amor. Hoy he descubierto que es una mentira, a veces simplemente están cansados y el sólo hecho de querer compartir a nuestro lado así sean 5 minutos, lo hacen con todo el corazón. Mil gracias por no dejarnos solas.

Gracias por ser buenos estudiantes y buenos profesionistas, trabajadores, emprendedores… el mundo no sería nada sin ustedes. Es verdad que tenemos los mismos derechos, pero seamos honestos, también hemos querido cargarlos más de obligaciones a ustedes. No nos terminamos de salir de la caja por completo, no digo que yo lo haga pues  sigo cometiendo errores, pero sé valorar y agradecer hoy su esfuerzo por ser mejores hombres para ustedes mismos y para nosotras. Perdonen por romperles el corazón, por creer que deben de soportarnos y mimarnos todo el tiempo, cuando no hacemos nosotras lo mismo, gracias por estar con nosotras…

gracias porque en este mundo donde se pide tanto, ustedes siguen siendo ustedes.

Citlalli Castañon
Veracruzana perdida en el centro del país esperando regresar a casa
Comentarios
Dejar una respuesta

    You must log in to post a comment

     
    /* ]]> */