El ángel que siempre recordaré…

0

¿No te ha sucedido que tal vez la vida te pone a la persona que más te va a amar, la cual te protegería contra todos y todo?, que incluso se quedaría por mucho que le pidieras que se vaya sin importar nada, aquella persona que no esperabas y que un día llegó y no se va de tu vida.

Pues yo sí conozco a alguien así y tal vez nunca lo vi de esta forma, pero es real lo que un día me dijo: «estoy siempre aquí porque soy tu ángel»; la vida es tan extraña que pides a gritos a una persona a tu lado con la cual tengas todo y resulta ser que cuando llega, falta algo que te impide estar con él y nuevamente juegas a que no es él y no lo ves dentro de tu vida; sin embargo esta persona se desvive por acercarse a ti sin recibir nada a cambio.

Tengo un ángel al cual ahora sólo me queda recordar, todos se cansan de esperar, hasta creo yo lo haría; pero ¿cómo le explicas a un loco corazón que no es el momento?, después de tantos años él seguía a mi lado, llorando junto a mí, llegando de una forma tan extraña siempre que me sentía sola, sin llamarlo y sólo para escuchar aquellas historias que tal vez sin saberlo a él también le dolían; yo sabía que si yo le pedía algo, él estaba ahí, cumpliendo cada cosa, soportando cada berrinche y arranque de furia, e incluso soportaba verme de la mano de alguien más.

Entonces si él soportaba todo eso ¿por qué yo no era capaz de ver más allá?, de darme cuenta que tal vez en él estaba todo lo que por mucho tiempo estaba pidiendo.
No es nada fácil todo esto, pero hoy sólo me queda agradecer por todos estos años que mi ángel a estado a mi lado, sé que te has cansado de abrir tus alas sólo para mí y que es momento de que tal vez me dejes en este mundo terrenal a enfrentar mi soledad sin ti y no sé porqué me duele, si nunca vi más allá de lo que mi loco corazón podía ver.

Captura-de-pantalla-2015-09-21-a-las-11.31.18

Sé que mereces lo mejor de cada una parte de este mundo y aunque nunca entenderé porqué la vida se empeñaba a siempre tenerme cerca de ti, agradezco todo el tiempo que sentí tus bellas alas abrazándome desde la distancia, quitando cada una de las piedras que cubrían mi camino por el simple hecho de que yo fuera feliz.

Gracias por llegar a mi vida aquel día y cruzar miradas, sé que tu vida brillará mejor sin mí, sé que siempre nos unirá algo especial y al menos yo sabré que en algún momento de mi vida tuve al mejor ángel.

Sé que hoy te alejas y no te reprocharé nada, ni pediré que te quedes aún más a mi lado, no lo hago no porque no lo quiera, sino porque no seré egoísta contigo, ya no más, por tanto tiempo me has protegido hasta de mí misma y no he podido abrir mis alas junto a ti…

Es lo mejor sólo recordarte y ver desde lejos tal vez como ahora mi ángel protege a alguien más.