De una plática tan simple y sencilla en donde los mensajes era cort..." /> Diré que te amo, por llamarlo así – El Acorazado

Síguenos en Facebook:


Historias

Publicado en noviembre 19th, 2016 | by Wêndÿ Sîlvå

0

Diré que te amo, por llamarlo así

De una plática tan simple y sencilla en donde los mensajes era cortos y sin compromiso, pues no éramos ni amigos, donde sólo una vez mencioné que estaba estresada y depresiva a lo que tú contestaste: “si algo necesita, sabe que puede contar conmigo”.

Empezamos a hablarnos de “usted” y al paso de los días ya nos hablábamos de “tú”. No pasó mucho tiempo cuando sin darme cuenta todos los días teníamos algo que platicar,  que decir o contarnos, aunque fuera un tema sin importancia.

Mientras tú subías fotos de la Luna, yo la admiraba cada noche. Cuando presumías de una hermosa vista a la ciudad, yo anhelaba conocer ese lugar. Un día empezamos a ponernos de acuerdo para saber tu lugar secreto, sin embargo los tiempos nunca coincidían mientras tú trabajabas y yo me encontraba entre clases y tareas; no podíamos definir nuestra salida.

Recuerdo un día en el que sin planearlo y sin quererlo, dijiste que salías temprano, que si tenía tiempo… sin pensarlo dos veces me fugué de clases. Esa hermosa noche coincidimos, nos fuimos por ahí a tener pláticas “existenciales”. Nos vimos en un punto intermedio entre los dos, confieso que ese día me sentía algo nerviosa pues era la “primera vez” que salíamos juntos como amigos.

Un par de minutos después ese nerviosismo se me quitó por completo. Esa noche hicimos 2 paradas, en la primera me llevaste a caminar a un parque que también moría de ganas por conocer. Recuerdo que nos sentamos en una banca y empezamos a platicar, yo estaba desahogando mis “penas” y tú tranquilamente ponías atención en mis palabras. Más tarde se llegó la hora de caminar, ir por el parque viendo todo a su alrededor; entre platicas y risas, y recorrer todo el lugar en una noche nublada sin estrellas ni luna, pero con excelente clima, volvimos a caer en la misma banca donde empezamos.

Avanzaba el tiempo y te pusiste de pie, volteaste hacia mí, me diste la mano y me dijiste: “Entonces, ¿Quieres ir a conocer la ciudad?”… Sí. Estaba tan emocionada por conocer ese “lugar secreto”. Por un momento me perdí entre tu sonrisa y tu mirada, que me enloquecieron.

Aún ni siquiera bajaba del coche cuando el lugar era perfecto, al ver por la ventana, me enamoré completamente del lugar. Esa noche fue tan especial y magnifica que la recuerdo como si hubiera sido ayer. El abrazarte por primera vez, el tener nuestras platicas “existenciales” y que de repente por arte de magia nuestras manos estaban entrelazadas cuando mirábamos solo tú y yo la ciudad…

Avanzaba el tiempo tan rápido, pero nosotros nunca nos dimos cuenta de lo tarde que era, solo disfrutábamos del momento, de la plática y la compañía mutua, de lo bien que la estábamos pasando. En menos de lo que pensábamos dieron las 4:00 am, los dos sólo vimos el reloj y dijimos: “Que rápido pasa el tiempo” pero nadie hizo por irse, pues estábamos tan a gusto juntos que no queríamos que se acabara. Y aún sabiendo lo tarde o “temprano” que era, no quisimos separarnos pues  ya estábamos abrazados contemplando el momento, nuestro momento.

Seguían pasando los minutos y ya pasaban las 5.30 am, pero ninguno de los se apuraba para irse,  y solo dijiste: “Y Sí vemos el amanecer”. Yo encantada por estar más tiempo contigo y saber que tú querías lo mismo.

Han pasado semanas, meses, incluso estamos a días de que se cumpla el año desde aquél día tan mágico e increíble junto a ti, pero todo ha cambiado.

shutterstock_407840485

Confieso que me enamoré. Sin buscarlo ni quererlo me enamore completamente de ti, y siento algo tan profundo que  si hay que llamarlo de un modo, diré que Te amo. Sé perfectamente bien que el sentimiento no es mutuo, tú sólo me tienes “cariño”.

Hace casi dos meses, confesaste lo que sentías por mí y que nunca podrás quererme de la misma manera, del mismo modo que yo siento por ti. Extraño esa persona que eras conmigo pues ya no eres el mismo de antes, ya no me hablas ni me escribes igual, para mí ya no hay palabras bonitas ni cariñosas, un mensaje de “buenos días bebé”, por las tardes un “¿cómo estas chiquita?” y mucho menos un beso de buenas noches. Siento que si no te escribo o te hablo yo, no me escribirías o me hablarías tú.

Antes no podíamos dejar de hablar o mensajear ni un día, todo el tiempo a todas horas, estábamos en contacto, incluso si los mensajes no bastaban las llamadas inesperadas no podían faltar de tu parte, no importaba la hora, con quién o dónde estabas, sólo llamabas para saludar o contar cómo iba tu día.

Sólo quisiera entender, quiero saber ¿qué es lo que pasó? ¿qué te hice?, ¿por qué de un día para otro cambiaste de ser fuego hirviendo a ser el iceberg más helado del mundo? 

Aún después de casi 1 año, quisiera saber ¿en qué fallé?, si sólo estabas jugando lo hubieras dicho, si sólo era “estar con alguien” o “amigos con derecho”, o si sólo querías “intimidad” lo hubieras aclarado y así no involucraba sentimientos.  Por qué después de varios meses sólo confiesas que me tienes “cariño” si yo desde un principio te conté la verdad de mis sentimientos hacia a ti, te dije que estaba sintiendo “algo más que amistad”, que tal vez me estaba enamorando.

Era la oportunidad perfecta para poder dejarme en claro lo que tú querías, lo que tú buscabas, pero no dijiste nada y seguimos “saliendo”. Tal vez lo intentaste, intentaste quererme o  “sentir algo más” por mí y no funcionó.

Aun así, te agradezco los días que compartiste conmigo.

Agradezco tu amabilidad, tu cariño, tu forma de ser, tu risas y locuras, tus “celos” de “amigos”, tus palabras, nuestros momentos, tu caballerosidad, tus besos, caricias y forma de hacer el amor, tu hombro para dejarme llorar, que dejaras de ir a tus partidos por estar conmigo sin pedírtelo, tus días y tus noches compartidas conmigo.

Perdón por no ser la persona perfecta para ti, como dije anteriormente, a lo que siento por ti diré que Te amo por llamarlo así.

No es fácil estar conmigo, lo sé bien, soy una persona diferente a las demás y entiendo que es hora de alejarme y no pedir más.  Volveremos a ser de nuevo “extraños” y actuaremos como tal, pero esta vez seremos dos “extraños” con recuerdos en común…

Y me moriré de ganas de decirte que te voy a echar de menos…


 


Publicado por

~Soy Exactamente, lo que Nadie esta buscando ???✨~



Deja un comentario

Subir ↑