Dile NO a los complejos – El Acorazado

Síguenos en Facebook:


Publicado en agosto 17th, 2015 | by Claudia Anahí

0

Dile NO a los complejos

 Cada rasgo que creas distinto, es lo que te hace especial. No cambies lo único de tu belleza.

“Aunque viajemos por todo el mundo para encontrar la belleza, debemos llevarla con nosotros para poder encontrarla”. Emerson

Orejas de elefante, piernas cortas, ojos juntos, o demasiado separados, labios demasiado finos… Las mujeres tenemos mucha imaginación para no soltar un complejo que, cuando queremos darnos cuenta, llevamos años alimentando en nuestro interior.

El origen de estos complejos entra por muchos sentidos: la vista-revistas, películas, la moda, el ideal de mujer, el oído, lo que nos dijo una amiga, un novio despechado, o cualquier persona que a pesar de no tener razón, ejercía una influencia importante en nuestras vidas.

mujer13

Pero el pasado sirve para aprender y no quedarse demasiado. Te dejamos un par de reflexiones para convencerte de que los complejos que tienes son absurdos:

La moda no manda, mando yo

En la Antigua Grecia, el Renacimiento o la época Victoriana, la mujer ideal estaba repleta de curvas y redondeces. En los años 20 eliminaron del canon el pecho y se llevaba la mujer espátula, pero en la dorada Hollywood volvemos de nuevo al pecho, las caderas, de la supermodelo atlética a la delgadez extrema de los 90. No hacía falta decirlo, pero, ¡nos vuelven locas!

Además, te acabamos de contar que la historia cambia y pasa por  toda clase de figuras y tipos de mujer.  Precisamente por eso, la moda no puede decirte hoy que un solo canon de belleza es el que vale.

mujer31

No es una locura pensar que tu complejo es tu mayor virtud

Cuántas veces no habremos oído hablar a una amiga de su nariz superlativa día y noche. Pues resulta que ni es tan grande, ni le queda mal. Por algo se dice siempre que la nariz otorga personalidad. No seamos aguafiestas con nuestro físico, que no nos lo merecemos.

El complejo es como ponerse unas gafas que distorsionan nuestro reflejo. Cuando le preguntes a un amigo- un amigo de verdad- por tu complejo y te responda que ese defecto no existe o no es malo, prueba a hacerle caso y ciérrale la boca a ese complejo que no atiende a razones y se empeña en obsesionarte.

Si me gusta en los demás, cómo no me va a gustar en mí

Nadie olvidará el atractivo de Adrien Brody, el ojo de distinto color de David Bowie, los dientes separados de Vanessa Paradis, o los dientes montados de Kirsten Dunst, los labios de Angelina Jolie, u otros más finos como Diane Kruger, Meryl Streep. ¡La lista es infinita!

Si permites a los actores, modelos, cantantes y famosos tener rasgos que tú no te perdonarías, es hora de que te mires al espejo como si fuera la primera vez.


Por María Lachiondo


Publicado por



Deja un comentario

Subir ↑
  • ¡Síguenos en Facebook!

  • Anuncio