¡Cobarde! Eso te define…

0
86

Esto es para ti, que presumías de honestidad y valor… Eso fue justamente lo que te faltó; había días que pensaba las cosas más de mil veces y nada, no comprendía lo que estaba pasando, todo lo contrario, me enredaba más en ti, en mí, en lo que pasó y en lo que realmente estaba pasando.

En mi cabeza crecía una imagen de ti, algo que yo quería creer; fue cuando me pediste que siempre fuera honesta contigo, cuando debí darme cuenta de lo sucedería; uno siempre pide aquello que no puede dar, eso que nos falta.
Y sí, cuando te marchaste comprendí que no fue por mí, ni por mis errores como me lo hiciste creer; el único problema eras tú.

Tu falta de compromiso y por creer que todo sería fácil conmigo porque ya nos conocíamos, creíste que no había nada más por conocer, que ya todo estaba dicho; pues no, te equivocaste y… Yo también.

Pero la única verdad aquí es que eres un cobarde. Porque en lugar de luchar por lo que ya teníamos, por lo que tanto nos costó recuperar, por lo que tanto amábamos, por ti, por mí… Simplemente te fuiste y no feliz con eso, me dijiste que era mi culpa.

Cobarde… No pudiste afrontar tu falta de decisión, de carácter.
Cobarde… Te fuiste por la salida mas fácil, reemplazarme.
Cobarde… Preferiste a alguien que no representaba ningún reto para ti.
Cobarde… Me echaste la culpa de tus fallas.

Pero mi amor, el error más grande que cometiste, fue pensar que yo estaría para ti siempre.