En esta carta resumiré en tristes palabras lo que no tengo ..." /> Carta de despedida al amor de mi vida… – El Acorazado

Síguenos en Facebook:


Relaciones

Publicado en diciembre 10th, 2015 | by Emily Urrejola

Carta de despedida al amor de mi vida…


En esta carta resumiré en tristes palabras lo que no tengo el valor de decírtelo en la cara, no soportaría ver tu desilusión por esta despedida, verte sufrir es algo para lo que nunca estaré preparado… Comenzaré estas líneas pidiéndote perdón porque sé que es el error más grande de mi vida, abandonarte sin mayores explicaciones, pero te aseguro que algún día entenderás que esto lo hago por ambos, imposible seguir fingiendo amor, donde este se esfumó hace mucho tiempo.

Sé que pensaras que soy la persona más egoísta del planeta, que no me importa lo que te pase o todo lo que terminaras sufriendo por esta, mi decisión cruel y apresurada. Si me alejo es porque ya no puedo más y tampoco tengo el coraje de decirlo y que me convenzas de continuar, ya de verdad lo nuestro no tiene futuro y es momento de aceptarlo irremediablemente.

¿Recuerdas la primera vez en que todo se disolvía y decidíamos darnos un tiempo?, sólo para comprobar que tarde o temprano la vida nos volvería a reunir y desde allí, todo sería felicidad… Según tú estábamos destinados a ser los grandes amantes de tu cuento de hadas…

Las cosas luego de esa primera ruptura funcionaban bien, ambos demostrábamos haber cambiado y que claramente nos habíamos extrañado demasiado el tiempo en que estuvimos separados, lo que claramente no sabíamos era que esto, el ir y venir, se convertiría en un ciclo que se repetiría mil veces, sólo porque según tú así es el amor, atravesar mil y una pruebas y seguir juntos.

Sabes, no cuestiono tus pensamientos, pero hoy no estoy muy convencido de ellos, te has dado cuenta de los fragmentos de nuestro corazón que se perdían pelea tras pelea, la rutina perfectamente memorizada del terminar y volver, con miles de promesas que ambos sabíamos no se concretarían; sabes finalmente que el amor no necesita de tiempos, no necesita de explicaciones, no necesita de querer cambiarnos para asegurarnos que nuestra pareja sea el ideal que tenemos en nuestra mente, el amor es simplemente ser y dejarse querer…

shutterstock_405646972

Me voy y sé que sonará como cliché, pero no eres tú, soy yo; soy yo quien ya no soporta esta tragedia en la que vivimos, los llantos innecesarios tratando de encontrar explicaciones donde no las hay, soy yo quien ya no te soporta a ti y mucho menos esta relación que llamamos amor y que dicta mucho de ser aquello. No te niego que te amé con mi vida y a estas alturas creo que algo de cariño albergo para ti, eso creo yo me ha permitido estos últimos días poder tolerarte y escuchar cada reclamo de tu parte, sólo mirándote y albergando un silencio irrompible, sólo para no dañarte aún más.

Me voy porque ya no somos felices, porque mi sonrisa al final del día no es por sentirme completo a tu lado, porque no me interesa en lo absoluto la perfección con la que pretendes impregnar cada uno de nuestros momentos, me voy porque esta vez tengo claro que no te amo y que volver a tu lado es un error del que me arrepentiría todos y cada uno de los días de mi vida, me voy porque no puedo seguir durmiendo al lado de alguien de quien sólo me quedan bellos recuerdos de un pasado perfecto, sin más futuro.

De verdad espero que algún día no muy lejano comprendas todo esto y la mucha razón que yo tenía para dejarte libre… De todo corazón deseo que seas plenamente feliz y que puedas encontrar tu verdadero amor, confío en que cuando mires sus ojos comprenderás por qué te abandono de una vez y para siempre. De antemano te informo que no estoy con nadie, que he decidido estar un tiempo solo, necesito volver a las raíces y encontrar el verdadero sentido para mi vida… No te esfuerces en llamar y tampoco en buscarme, porque aquel que tú llamabas amor, muere al culminar esta carta.

Ambos cometimos errores, pero merecemos ser felices y por eso decido hoy ser yo el malo que deja, para que así no tengas que cargar con esa responsabilidad tan dolora, para ti será mucho mas fácil culparme a mí de todo y dejar en claro que soy un egoísta, la peor persona de todas y tú cuestiones en múltiples ocasiones por qué o cómo pudiste estar a mi lado, pero no te preocupes, para mí es una culpa la cual cargaré en mis recuerdos y con la cual espero poder convivir a diario.

Con estas líneas me despido deseando que un día me puedas comprender y dejarme ir para siempre, te prometo no habrá arrepentimientos de mi parte y nunca más volverás a saber de mí. Por favor, no olvides nunca que la vida se trata de ser feliz, no perfecto, creo que es una buena reflexión para que la analices…

Finalmente entonces, es momento del adiós.



Compartir...
Share on Facebook1.4kShare on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Publicado por



Subir ↑