Esto es precisamente lo que te sucede cuando no eres aquella..." /> Cargando eternamente con rechazos… – El Acorazado

Síguenos en Facebook:


Relaciones

Publicado en enero 31st, 2016 | by Emily Urrejola

0

Cargando eternamente con rechazos…


Esto es precisamente lo que te sucede cuando no eres aquella mujer de la cual todos se enamoran… Es que vivimos en un mundo en donde las apariencias son las que llevan el dominio y tristemente aquellos que no encajamos con los demás, somos los que cultivamos nuestro propio interior, esperando eternamente que llegué ese compañero de vida que decida caminar a tu lado sin arrepentimientos.

Es difícil, comúnmente te cuestionas qué es lo mejor si cambiar y alinearte con todo el mundo o seguir siento tú tal cual, un ser perfectamente imperfecto…

Particularmente yo decidí ser quien yo quiero ser, muy perfeccionista, físicamente alejada de todos los estereotipos de las mujeres modernas, aquella que prefiere un par de zapatillas que los estresantes tacones que tanto ruido dejan a su paso, aquella que cuando decide ser tu amiga se entrega por completo, olvidando incluso su propia vida, aquella que tiene mil sueños y que se encuentra decidida a cumplirlos todos y cada uno, aquella que definitivamente carga con fantasmas de un pasado marcado por la desilusión, pero que sin embargo, aun dentro de su gran corazón tiene la confianza absoluta de volver a amar con todo su ser.

Cuando decides ser tu mismo, es un gran paso para volver a comenzar, por un lado eres el ser más feliz de la tierra porque has luchado infinitamente por seguir tu esencia y por dejar de alguna u otra forma una pequeña huella en este mundo terrenal…

Sin embargo cuando, te conviertes en aquel ser que no encaja, debes cargar con algo que quizás muchas veces olvidas y dejas a un lado, pensando que bueno, las cosas son como son… Sucede que te encuentras rodeada de amigos perfectos, ya sea de niñez o de aquellos que vas conociendo en el recorrido que se llama vida; pero a la hora de tener una pareja muchas veces las cosas se convierten en un verdadero dolor de cabeza y alma, al pasar algunos atardeceres sumergidos en soledades frías y oscuras que te llevan a cuestionarte mil veces  si la gran decisión de ser tu mismo, fue la correcta o no.

1 (2)

Es cierto, se supone que todos deberíamos tener otra alma gemela que nos complementa totalmente, pero… ¿Qué sucede cuando esa persona no llega? ¿Qué sucede cuando la fantástica y conocida leyenda del hilo rojo no se hace presente en tu vida? ¿Qué pasa cuando todos tus amigos comienzan a formar sus hermosas familias y tú sigues siendo el solitario? ¿Qué pasa cuando comienzas a preferir quedarte eternamente en casa porque sabes que no tienes suerte para relacionarte con las personas del sexo opuesto? ¿Qué pasa cuando tienes un corazón que late al mil por ciento pero buscas constantemente instalar un nombre en él?

Justamente en ese momento es que descubres, te resignas a cargar con rechazos y comenzar a vivir una vida en la completa soledad de tu habitación al llegar la noche… Es que podrás tener mil amigos, una hermosa familia, sin embargo y librándonos de mentiras piadosas, a todos y cada uno nos hace falta un compañero de vida, alguien que te ayude a cargar con un pasado gris y comience a dibujar con las manos entrelazadas un bello arcoíris para comenzar un nuevo rumbo…

1 (3)

Definitivamente si este es el precio que debo pagar por ser un original de mí misma, estoy segura en pagarlo… Nadie más que yo vivirá mi vida y por lo tanto hoy y siempre decidiré ser la mejor versión de mí misma, sin obligar a nadie a quedarse…

Pero siempre, siempre tendré la esperanza de que un día repentinamente las cosas cambien y aparezca aquel otro ser, que hoy en día se encuentra cuestionándose las mismas cosas que yo… Es decir, mi otro yo cargando con los mismos rechazos a los cuales al final del día te cansas de experimentar…

“Hoy por hoy soy feliz y preparo mi corazón para compartirlo el día menos pensado con otro ser imperfecto y que se enamore de mí, exactamente por los errores de los que tanto me avergüenzo”.



Compartir...
Share on Facebook2.8kShare on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Publicado por



Deja un comentario

Subir ↑