Dicen que es difícil. Dicen que tarde o temprano todo se a..." /> Cada kilómetro nos consume… – El Acorazado

Síguenos en Facebook:


Relaciones

Publicado en marzo 22nd, 2016 | by Mayeli Tellez

0

Cada kilómetro nos consume…


Dicen que es difícil. Dicen que tarde o temprano todo se acaba, y cada quien sigue su paso… Por más que duela. Las inseguridades crecen a medida que el tiempo transcurre y la impotencia de no poder arreglar los problemas por el teléfono, se vuelve algo habitual. Dicen que un amor a distancia, tiene un final inminente.

Lo verdaderamente difícil es saber que no tendré tus abrazos diarios para alegrarme el día, o que será hasta dentro de algunas semanas que podré ver tu preciosa carita frente a mí. Lo difícil es no estar ahí cuando tienes problemas, y que tú no estés cuando la soledad me consume. Sin duda, lo difícil es amarte tanto y no tenerte aquí para demostrártelo día con día de la forma en que quisiera.

Dicen también que los amores que valen la pena, requieren sacrificios que al final traerán su recompensa. Dicen que hay amores tan fuertes que ni siquiera la muerte les puede separar y por ende, la distancia es algo menos que eso.

Lo que vale la pena es haber esperado mucho tiempo y sentir al fin aquella satisfacción cuando estoy entre tus brazos. Lo que vale la pena, es aprovechar el tiempo juntos e ignorar todo nuestro entorno. Lo que vale la pena es el poder  entrelazar mis dedos con los tuyos y caminar de la mano. Lo que vale la pena son los siempre pocos días en que puedo estallar de felicidad a tu lado…

Hasta que de nuevo llega el momento de ir a la estación de autobuses.

 

Ya no quiero pensar en despedidas y contar con tristeza los días en que te volveré a ver. No quiero observar a aquellas parejas y pensar en cómo sería si tú estuvieses conmigo. ¿Sabes? no quiero seguir llenándome de miedos, de temor, de desilusión. No quiero más malos entendidos ni indiferencia. No quiero sentir que cada kilómetro está consumiendo lo nuestro. Pero mucho menos quiero perder todo lo que vale la pena y me mantuvo aquí. Aunque deteste todo aquello… Detestaría más el hecho de  perderte.

Pero, ¿qué puedo hacer? Sí sé que te amo, mas no sé cuánto tiempo aguantaremos así, si las discusiones han invadido nuestras conversaciones y nos llenamos de impotencia por no poder resolver nada. Qué puedo hacer cada que me gana el llanto y no estás para limpiar mis mejillas, para acomodar mi cabello, para decirme que todo marchará mejor.

Te extraño, cada día te extraño y cuando siento que esto está por terminar, te extraño aún más. En ocasiones me digo que lo podremos lograr, que es sólo una etapa y que el tiempo nos concederá el deseo de volver a estar juntos; pero en otras ocasiones, me pregunto si estamos haciendo lo correcto, aferrarnos el uno al otro, cuando tal vez estamos destinados a tomar caminos distintos.

 

Estoy dispuesta a luchar si tú también lo estás. Estoy dispuesta a soportar el infierno de tenerte lejos si redescubriré el cielo cuando  podamos volver a vernos. Estoy dispuesta mientras siempre exista una razón para ello, mientras las promesas sigan latentes y nuestras miradas sigan denotando emociones cada que se encuentran.

Estoy dispuesta si seguimos creyendo que las cosas en algún momento se ordenarán y tendremos la certeza de que tomamos la mejor decisión.

Estoy dispuesta. La pregunta es:

¿Tú estás dispuesto?


Escrito por: Mayeli Tellez.



Publicado por

Cuando te sientes feliz, triste, confundido, enamorado o con el ánimo por los suelos, el hecho de saber que en alguna parte del mundo hay más personas pasando y sintiendo lo mismo que tú, ayuda a aclarar la mente... o cuando menos a no sentirte sólo al estar inmerso en aquellas emociones. No hay nada más gratificante que encontrar las palabras exactas que describan lo que sientes, que te permitan expresarte y hacer saber a los demás lo que piensas. Disfruta cada letra, haz tuya cada palabra y pon tu mente a volar.



Deja un comentario

Subir ↑