Así es como yo te recuerdo…

0

Muchas veces me has preguntado, cómo fue que alguien como yo; con mi inteligencia, mi belleza y mi fortaleza, se fijó en alguien como tú. Ni tú mismo lo has entendido. Bien, ahora te respondo…

Yo no te veo desde el aspecto carnal, el físico atrae a todos y es en lo primero que la mayoría se fija. Pero yo miré tus detalles.

Las llamadas en la madrugada, la flor de papel que dejaste en medio de mi libreta como regalo de cumpleaños.

Los mensajes para despertarme, sin saber en ese entonces que yo ponía el celular en modo silencio para evitar precisamente eso.

El dibujo que me regalaste el segundo día de clases, sólo porque en el primer día estuvimos hablando de esa película en particular. Y a ti te pareció excelente idea regalarme un dibujo con esos protagonistas.

Yo te lo dije, a las mujeres les encantan los detalles. Y te empeñaste en que cada uno de los que me dieras fuera especial.

La visita inesperada al trabajo, con un peluche. Y una larga carta explicándome porqué deberíamos de arriesgarnos y dar el segundo paso: vivir juntos.

Tu papelito en medio de mi libro favorito con frase: «los monstruos también amamos».

Tantas cosas me diste, tantos recuerdos.

Te agradezco infinitamente el haberte cruzado en mi camino. Sé que nunca te lo dije y tal vez odies que lo este diciendo ahora y de esta manera. Pero te quise… Bastante, pero me ganó el miedo. La idea de estar con alguien me aterró. Y sí, fui y busqué algo más fácil de llevar y aunque al final lloré por esa persona. Sé que fue la mejor decisión.

Nunca te lo dije y espero que si en algún momento llegas a leer esto. Me hayas perdonado.

Te quiero.

Muchas gracias por los recuerdos.