Querido amigo:

A mi corazón herido – El Acorazado


Síguenos en Facebook:


Publicado en noviembre 3rd, 2015 | by MS

A mi corazón herido


Querido amigo:

Nuevamente vas caminando por la vida con una herida que sientes que nunca va a sanar. Déjame recordarte que por muy profunda que parezca, pronto todo pasará. Te has empeñado tanto en entregarte que sólo has conseguido lastimarte.

Tus heridas son profundas pero hermosas, cada una nos recuerda a ti y a mí ese sentimiento que no todos tienen la dicha de disfrutar, claro que ahora duele pues te entregas y sientes profundamente, tú solo no entiendes por qué te mienten, por qué te hacen daño.

Eres un corazón valiente, noble, entregado, sin miedo a nada y sí, muy fuerte aunque ahora te sientas tan débil y vulnerable. No sabes guardar rencor, tú no sabes odiar, tú sólo sabes perdonar y volverte a entregar. Te han lastimado una y otra vez y en vez de marchitarte, revives cada vez con más fuerza. Eres como un ave fénix que renace de las cenizas, siempre con la esperanza de que en algún lugar estará esa persona que te cuide como mereces, te proteja y te ame como tú sueles hacerlo.

tumblr_m60wwy17Jy1qzbrbzo1_1280

Hoy te sientes triste y débil y sé que piensas que esa persona no existe, la gente siempre nos dice que está ahí en algún lugar y que “la persona indicada llegará cuando tenga que llegar” y seguramente pasará, pero déjame contarte algo más:

Querido corazón, hemos sido tan ciegos. Hemos tenido al verdadero amor tan cerca y no nos damos cuenta, hemos derramado lágrimas por noches enteras, haciéndonos preguntas sin respuestas. Buscamos erróneamente el amor en otras personas a las cuales les dejamos toda la responsabilidad de nuestra felicidad y cuando esas personas nos fallan, sentimos como te vas rompiendo en mil pedazos, como si todas las heridas se abrieran al mismo tiempo, sangran, sangran y duele.

Me declaro culpable por permitirlo, pues soy yo, querido amigo, la única responsable de nuestra felicidad, soy yo misma, el verdadero amor de tu vida, de mi vida y no te he sabido cuidar. Me declaro culpable por no defenderte y por no cuidarte como te mereces. Después de tanto tiempo y de tanto daño y tantos fracasos, por fin lo he comprendido y por eso te escribo. Sé muy bien que hoy estás, estamos heridos, pero aquí estoy yo, reviviendo como tú para sanarte y sanarme. Pronto tus heridas sanarán y dejarán una cicatriz demostrando que tú sí sabes entregarte.

dreaming

Querido mío, después de tanto tiempo es que he comprendido y tuvieron que pasar noches de angustia, de insomnios que tenían nombre y apellido. Hemos llorado y llorado, pero nunca nos hemos rendido. Cuando tú te entregabas, sólo te devolvían bofetadas. No es tu culpa.

Eres un corazón fuerte, noble, valiente y aunque ahorita duele, te prometo que mañana todo será diferente. Prometo cuidarte, nos tenemos el uno al otro y ese amor sí dura para siempre.

La felicidad que tanto buscamos en otras personas, la tenemos en nosotros mismos. No quiero sonar egoísta, pero soy realista…

El verdadero amor de mi vida soy yo misma.


 



Publicado por

Sólo dos corazones verdaderamente dañados pueden encontrarse y reconocerse entre un millón de almas.... y coincidir. -MS



Subir ↑
  • ¡Síguenos en Facebook!

  • Anuncio