Gracias mamá, por amarme, por cuidarme y por siemp..." />A la mujer más importante… – El Acorazado

Síguenos en Facebook:


Publicado en marzo 26th, 2016 | by Débora Carrasco

0

A la mujer más importante…


Gracias mamá, por amarme, por cuidarme y por siempre estar para mí.

Hoy no es un día especial, no es tu cumpleaños, ni es diez de mayo, tampoco es navidad, simplemente es un día común, de una semana común donde quise recordarte cuanto te amo y lo importante que eres para mí.

Te amo. Y eres la mujer más importante de mi vida, aunque no lo diga, aunque me lo calle, tú simplemente lo sabes, pero no está de más poder recordarlo.

Siempre has sido la primera en todo, siempre has estado para mí, y a pesar de que yo crezca, y tome mis propias decisiones, siempre serás la primera persona a quien llamaré para contarle las noticias buenas o malas, siempre serás quien conozca mis penas más grandes, y quien de los mejores abrazos para solucionar todo, siempre lo has hecho, pues desde que tengo uso de razón sanabas mis rodillas raspadas con un beso, ahora ya grande, sé que sanas los pequeños rasguños que mi corazón pueda tener.

Siempre para mí, pues no importa que tan cansada estés, hablarás conmigo, tendrás tiempo, tendrás energía para darme aliento, para regañarme, para platicar.

No quiero ni imaginar el día que me faltes, pero mientras vivas siempre serás tú mi vida, mi roble, mi pilar, porque tanto tú como mi papá jamás me han dejado sola, jamás me han dejado caer y siempre han estado firmes, aquí conmigo, diciéndome qué hacer, pero esperando que tome la mejor decisión.

tumblr_mbv1elhQWb1rb4mtjo1_1280

Y sí, te he fallado, les he fallado, y tú bien sabes cuánto me arrepiento, y de alguna manera te pido perdón, perdón por todo lo que has llorado por mí, por haberte causado preocupaciones, por haberte defraudado en algún momento, y por no haber sido la hija perfecta que hubieras deseado tener, pero también sé que no me has querido perfecta, que perdonas mis defectos, y que aunque duela entiendes que yo sola debo caerme, y yo sola debo aprender a levantarme, que no importa cuántos consejos reciba siempre haré lo que mi corazón diga, pero entiendes también que las derrotas y caídas hacen a uno madurar, y que la gente después de eso aprende tantas cosas.

Hoy soy diferente y lo sabes, hoy gracias a ti y a todo el apoyo que he recibido de ustedes no me dejo de nadie, no me dejo vencer y estoy enfrentando la vida, como debe de ser, te amo por todo lo que has hecho, porque Dios te puso de mi madre, pero de verdad no elegiría a nadie más.

No eres perfecta, tampoco lo soy, y no quisiera serlo, de los errores aprendemos demasiado, de los errores aprendemos a valorar…

Y hoy no hay nada que valore más que el amor por ti, por mi papá, por mi hermano y por mi familia.




Publicado por



Deja un comentario

Subir ↑
  • ¡Síguenos en Facebook!

  • Anuncio